sábado, 31 de diciembre de 2011

Carlos Alberto Solari

 EXPRESIÓN DIRIGIDA A LOS COLEGAS QUEJOSOS 
 POR NO "ENTENDER" LAS LETRAS DE MIS CANCIONES 

“Quien quiere ver solo lo que puede entender,
  no tendría que ir al teatro, tendría que ir al baño” 
Bertolt Brecht


     

No es Dios todo lo que reluce



Hay una luz en esa cruz
la luz que los ciegos ven
que hiere nuestros ojos
en un lujo fugaz
y no deja mirar
y no hay alivio.
Sonríen todo el tiempo
y se hacen ver por lo felices
que estan de sonreír.
 
Hay un ladrón en esa cruz
actúa en la eternidad
y al pié estas vos tan ciego
jugando al mercader
que ríe en esa estafa
sin pestañear.
Al borde del camino te paras
a rebuznar feliz
jodiendo sin flaquear.
 
Esa otra cruz me toca a mí
y aquella estrella es mi luz.
 
Hay una luz en esa cruz
la luz que loa ciegos ven,
el cielo esta tendido
y el infierno servido
y una vez más amor
salvas mi vida,
besame justo antes por favor
de que mis ojos se cierren al final.
 
Hay una luz en esa cruz
la luz que los locos ven
voy a bailar llorando
sobre mis propios huesos.
Voy a cambiar de estrella cantando
nunca se sabe, puede suceder
que la vida no termine nunca más.
 
Y esa otra cruz te toca a vos
hacer como que no es hoy.
 
Hay una luz en esa cruz
la luz que los locos ven.
 
Hay un ladrón en esa cruz
actúa en la eternidad. 



Carlos Alberto (Indio) Solari
(Concordia, Entre Ríos, 17 de enero de 1949) músico, poeta, cantante y compositor argentino, uno de los fundadores y ex vocalista del grupo Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.


Fuente: www.redonditosdeabajo.com.ar

jueves, 29 de diciembre de 2011

María Paula Alzugaray

     

Combinación



Los patos pasaban como empujados
en esa congestión que aloja el silencio
vanidosamente en un ya-no-más
temiendo a la alborada.

azulflameados
ojos de uva
estrías paralelas


Y tenue y blanquísima como en un nacimiento
la luna nos tatuaba
a un paso de pervertirnos.



Conceptual


Lo que existe nuestro en otros;
- qué lugar ocupa?

En qué proceso fecundante se hace el traspaso?
A través del soplo de lo maravilloso
de una imagen vulgar;
-se ramifican cosas nuestras y se amarran a otros?

Yo dormía, yo estaba en mi casa en silencio durmiendo.
Pero había frases, gestos, mi voz anidando, que vivía en otros.

Esos ladrillos, esas ramas nos enlazan?
Es su construcción el afecto, el tiempo, el odio?

Lo que existe nuestro en otros
como recursos de lo efímero
ocupa lugares definidos que los germina.



María Paula Alzugaray
Nació en 1974 en Rosario (Argentina), donde vive. Licenciada en Letras


Audio retirado a pedido de la fuente de donde fué extraído:
http://www.sonidosderosario.com.ar/

martes, 27 de diciembre de 2011

Niní Bernardello



De derecha a izquierda
o de arriba abajo
como tablillas de arcilla
cuña que estremece
lo que va fluyendo
sin cesar y cabe
en el hueco de la mano.
La misma que mata
o implora. Pero estoy aquí
decidiendo de abajo arriba
mi escritura azul
llama de la noche encendida.
Así, llama de alcohol,
parpadeo fugaz de la letra
de izquierda a derecha
inversa como una espada
que guarda, o
adversa como una flecha
que se prepara.



Niní Bernardello
De " Puente Aéreo"

Pintora y poeta, nació en Cosquín, provincia de Córdoba en 1940. Reside en Río Grande desde 1981. Publicó: “Espejos de papel” (Ed. Sirirí, 1980)); “Malfario” (Ed. Último Reino, 1986); “Copia y transformaciones” (Ed. de Tierra Firme, 1990); “Puente aéreo” (Libros de Tierra Firme, 2001); “Salmos y azahares” (Ed. Argos, 2005). La Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco editó su trabajo antológico: Cantando en la casa del viento. Poetas de Tierra del fuego, en el 2001. Integra el libro “200 años de poesía Argentina”- Ed. Alfaguara. 

lunes, 26 de diciembre de 2011

Eduardo Fabregat





Por Eduardo Fabregat

Lo sucedido el viernes pasado con Luis Alberto Spinetta vuelve a poner sobre el tapete esa cuestión de las responsabilidades periodísticas. O, quizá, el delgado límite que existe entre el periodismo y el amarillismo, entre el interés periodístico y la mentira lisa y llana que busca impacto, entre la búsqueda de la noticia y la buchonería berreta.

No puede decirse que la enfermedad del Flaco fuera vox populi en el medio, pero sí que había un puñado de allegados y periodistas que conocían su estado y guardaban un respetuoso silencio. En primer lugar, porque el periodismo serio siempre consideró “noticia” aquello que refiriera a la riquísima vida artística de Spinetta. Sólo a la prensa “del corazón” –por llamarla de un modo elegante– le interesó, por ejemplo, aquel sonado romance con una actriz y modelo, interés al que Luis respondió colgándose el cartel “No lea basura, lea libros”. Para los demás, Spinetta es material de títulos y coberturas por sus discos, sus conciertos, sus canciones. Lo único extramusical a destacar, en todo caso, es su militancia en la ONG Conduciendo a Conciencia y su presencia permanente junto a los familiares de las víctimas del colegio Ecos, y en actividades que buscan paliar el drama de las muertes por incidentes viales en la Argentina.

La gran mayoría de los periodistas no tenía interés alguno en dar la “primicia” de Spinetta enfermo de cáncer. Pero siempre hay alguien capaz de vender a su madre.

El viernes, el periódico sensacionalista Muy se cagó en la paz que necesita Luis Alberto Spinetta para su recuperación, en el respeto que pedían sus familiares, incluso (para entrar en terrenos ya no del “código” sino profesionales) en el abecé periodístico de chequear la información antes de publicarla. Sabían que nadie de su entorno les iba a dar detalles de lo que atraviesa el artista, y entonces sencillamente los inventaron. Lo imaginaron y lo retrataron al borde de la muerte, “muy grave”, rodeado por un pacto de silencio para no preocupar a los fans (?). Se sintieron satisfechos con ganar protagonismo con un título de alto impacto, aunque fuera una burda e irresponsable exageración del estado de Luis y el ánimo de sus familiares. Rápidamente, el “Ultimo Momento” de La Nación dio por cierta y confiable la información de un periodicucho amarillo y la reprodujo sin más, iniciando el efecto cascada que se multiplicó con el correr de las horas. Provocaron miedo, tristeza, angustia, dolor, entre los miles y miles de personas que lo admiran y lo quieren. Provocaron arcadas entre los colegas que vemos salpicada –una vez más– la profesión por mercenarios sin el menor escrúpulo.

En un día horrendo, Spinetta se vio obligado a escribir una carta que pusiera las cosas en su lugar, y sus hijos Dante y Catarina salieron a difundirla por Twitter. En vez de continuar su proceso de recuperación y disfrutar las fiestas en tranquilidad, la familia Spinetta quedó en el ojo de un torbellino mediático, el aquelarre de lugares comunes y suposiciones que algunos disfrazan de periodismo. En vez de poner toda la atención en sobrellevar una situación de por sí complicada, debieron salir a poner paños fríos en un quilombo innecesario, a rebatir mentiras lanzadas liviana, irresponsablemente a un medio donde las redes sociales y conexiones electrónicas de toda clase multiplicaron tanta falsedad.

Para cerrar el círculo, allí comenzó la segunda parte del perverso dispositivo: una aún más detestable celebración de que el Flaco “confirmara” la primicia. Por la tarde, el “Ultimo Momento” de Clarín dio cuenta de la información con una pieza casi tan vomitiva como la de Muy: “Spinetta decidió hacer pública su enfermedad”, dice la nota, barriendo bajo la alfombra que lo que sucedió no fue decisión del músico, sino de los editores de un periódico del mismo Grupo Clarín. La hipocresía es tan flagrante que el artículo ni siquiera menciona el origen: se habla de “la publicación de un diario matutino”, de una “avalancha de versiones”, ocultando culposamente el lamentable rol jugado por un periódico hermano. Volvieron a esconderlo en la nota de su edición impresa del sábado, con la eufemística frase “La espiral de versiones luego de que un diario lanzara la información de que padece un cáncer terminal...”. Nadie levanta el guantazo que tira Spinetta cuando pide que “no tomen en cuenta las noticias que han generado los buitres de turno”. Clarín y Muy intentan disimular que los buitres a los que alude el afectado son ellos, y hasta alardean de sensibilidad por la “lucha” del músico. Agregan cinismo al daño.

Para algunos todo esto será una anécdota. Habrá quien incluso se sienta orgulloso, como parecían orgullosos los responsables de esa otra bazofia disfrazada de periodismo que botoneó a Sofía Gala fumándose un porro en un recital. Pero corren tiempos en los que el periodismo asume un rol activo y batallador, y este atropello doble, a Spinetta y al rigor periodístico, resulta especialmente significativo: sucedió en la misma semana en que el Grupo Clarín redobló sus titulares catástrofe hablando de proteger la verdad y la información. A Spinetta lo pisotearon y ofendieron, le faltaron el respeto y se cagaron en él, los mismos diarios embarcados en una supuesta cruzada por la libertad de prensa, que le faltan el respeto también al público con sus mentiras y la posterior ocultación del modo en que cocinan y aprovechan esas mentiras. Lo hicieron con la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, lo hacen con la Ley que declara de interés público la producción de papel. ¿Por qué se privarían de publicar falsedades sobre un artista?

Finalmente, queda lo otro. La angustia real, sobre la que más vale no machacar. Luis Alberto Spinetta, uno de los creadores más grandes, más valiosos, más queridos de este país, está enfermo. Afortunadamente, responde bien al tratamiento, tiene médicos que saben lo que hacen y está contenido y acompañado por todos sus amores y amigos de hierro. Desde aquí sólo queda esperar y desear con el alma que salga adelante, y que algo de todo el amor, la fuerza, el cariño incondicional y la luz que miles de personas salieron a manifestar en estos días por todos lados, ayude en algo. Que la gente que ha recibido tanto a través de su arte pueda transmitir, devolver toda esa energía y ese calor. Y que los buitres de turno, tan chiquitos, tan canallas, queden aleteando en el vacío de su propia miseria.



   http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/17-23912-2011-12-26.html





sábado, 24 de diciembre de 2011

Robert Alexander Schumann



Träumerei - Der Kinderszenen op15
Interpretado por:  Valentina Lisitsa



Robert Alexander Schumann

(Zwickau, 8 de junio de 1810 - Endenich, Bonn, 29 de julio de 1856) fue un compositor alemán y un crítico de la música de la época del romanticismo. Es visto como uno de los más grandes y representativos compositores del romanticismo.

Tanto en su vida como en su obra refleja su máxima expresión la naturaleza del romanticismo, siempre envuelta en la pasión, el drama y, finalmente, la alegría. Une la ilustración literaria con una gran complejidad musical, creando obras de gran intensidad lírica.

Compuso numerosas obras para piano con la intención de que las tocasen los niños – su "Álbum para la juventud" es el más típico ejemplo – las trece piezas de sus "Escenas infantiles" (Kinderszenen, Op. 15) están dirigidas a adultos, ya que no representan el mundo visto a través de los ojos de un niño, sino la niñez idealizada por un adulto, matizada por la nostalgia de una temprana inocencia.
 Después de las primeras seis piezas, que parecen formar un ciclo por sí mismas, viene el que es considerado como el más famoso fragmento, "Träumerei" , que se traduce por "Soñando" pero que se puede interpretar como un sueño despierto o "Ensoñación". A modo de un maravilloso remanso en el punto medio de la colección, "Träumerai" ejemplifica una de las primordiales atracciones de esta obra, tanto para músicos profesionales como para estudiantes. Kinderszenen no requiere de una técnica fenomenal, como muchas de las otras composiciones para piano de Schumann, pero sí nos deja una interminable variedad de matices y emociones. Como en muchos otros fragmentos de esta obra, la música es de una simplicidad engañosa. Engañosa porque "simplicidad" no debe traducirse necesariamente por "facilidad" o "simpleza".




jueves, 22 de diciembre de 2011

Yalaluddin Rumi



EL INTERÉS SIN EL CAPITAL        
La comida del amante es el amor del pan
Que no necesita estar a la mano.
Nadie que sea sincero en su amor es esclavo de la existencia,
Los amantes nada tienen que ver con la existencia;
Los amantes obtienen el interés sin el capital:
Sin alas, vuelan por el mundo
Sin manos, sacan la bola de polo fuera de la cancha.
Aquél derviche que capturó el aroma de la Realidad
Solía tejer canastas a pesar de que le habían cercenado las manos.
Así, los amantes levantaron sus carpas en la inexistencia:
Son de una cualidad y esencia, como  la inexistencia.




EL BARCO NAUFRAGADO EN EL AMOR
¿Debería el corazón del Amor alegrarse a menos que me queme?
Ya que mi corazón es la morada del Amor
¡Si has de quemar tu casa, hazlo Amor!
¡Quién dirá que está prohibido?
¡Quema esta casa por completo!
La casa del Amante mejora con el fuego
De ahora en adelante mi objetivo será quemarme
De ahora en adelante mi objetivo será quemarme
Ya que soy como la vela. El fuego aumenta mi brillo.
No duermas esta noche: por una vez, atraviesa la tierra de los desvelados
Mira a estos amantes ahora afligidos
Y que, como polillas, han muerto en unión con el Amado
Observa a este barco de las criaturas de Dios
Y cómo naufraga en el Amor.



Traducciones del inglés de
Ruth Terrones y de Ali Bahman


Yalaluddin Rumi
Nacido en la importante ciudad de Balj (en el actual Afganistán), en el año 604 de la hégira islámica, que corresponde al 1207 de nuestra era, es decir, hace ocho siglos, Rumi viajó a temprana edad hacia La Meca. Se dice que de camino se detuvo en Neyshapur, donde el célebre poeta Farīduddīn ‘Attār, ya anciano, le habría dado una copia de su Libro de los secretos (2). Más tarde se dirigió a Konya (en la actual Turquía) junto con su padre, quien fue cálidamente acogido por el rey selyúcida Kayqubād. Rumi se ocupó pronto, como experto —al igual que su versado padre— en las diversas ciencias tradicionales, una posición eminente entre los doctos de esta ciudad de Anatolia.





lunes, 19 de diciembre de 2011

Dana Gelinas

El niño bill gates 

 El niño Bill Gates tiene ojos traslúcidos
y dientes afilados.

  En un retrato, donde Su Madonna sostiene
   sobre las piernas al niño,
    un globo rojo y frío separa los rostros
     de hijo y madre.
   
     Bill cuenta números más rápido que sus maestros
    (sus dedos ganarían una carrera de caballos).
   Su cerebro arma un mundo de silicio
  en menos de siete días
 en la noche del sótano;

Inventa universos paralelos,
 una red para el planeta
  y una red para la red,
   por si acaso;

Aplasta al insecto que osa introducirse
             en la computadora
            (y además lo disfruta).

Juega con el otro Bill --¿al golf?--.
 Bill Clinton le recuerda que la política
  es aún más ruda que los negocios
   pero, dentro de la Red, el niño Bill compite
    con la mente de cada padre,
   observa y azuza;

  Arrebata los juguetes menos caros y de otros niños;
   logra que su hermana transforme
    los chips en monedas.

Odia la luz del sol;

 Practica la caridad:
  muerde su galleta y la obsequia
  (una vez tocado el dinero, no brilla).
   
    La Madonna nunca pudo enamorarse de su criatura,
   ese Niño que no cree que exista un dios
  capaz de resistir su puño de silicio.



Dana Gelinas
De su poemario "Sólo Dios"



Nació en Monclova, México, en el año 1962





viernes, 16 de diciembre de 2011

Juan Luis Guerra




Ojalá que llueva café


Ojalá que llueva café en el campo
que caiga un aguacero de yuca y té
del cielo una *jarina de queso blanco
y al sur una montaña de berro y miel
ojalá que llueva café

Ojalá que llueva café en el campo
peinar un alto cerro
de trigo y *mapuey
bajar por la colina de arroz graneado
y continuar el arado con tu querer

Ojalá el otoño en vez de hojas secas
pinta mi cosecha de *pitisalé
siembre una llanura de patata y fresas
ojalá que llueva café

Ojalá que llueva café en el campo
sembrar un alto cerro de trigo y *mapuey
bajar por la colina de arroz graneado
y continuar el arado con tu querer
ojalá que llueva café en el campo

Pa que en la realidad
no se sufra tanto
ojalá que llueva café en el campo

pa que en Villa Vásquez oigan este canto
ojalá que llueva café en el campo

Pa que todos los niños
canten este canto
ojalá que llueva café en el campo
ojalá que llueva,
ojalá que llueva,
Ojalá que llueva café en el campo



Juan Luis Guerra Seijas
Nació el 7 de junio de 1957 en Santo Domingo - República Dominicana
Autor y compositor

* Jarina de queso blanco: lluvia ligera, asociado a la idea de la "lluvia de harina" que se ve al pasar la harina por un cedazo o tamiz.

* Mapuey, es una especie de planta nativa de las regiones tropicales de América del Sur y el Caribe. La pulpa es comestible y ampliamente utilizada en la cocina local

* Pitisalé: carne de cerdo o chivo secada al sol que se usa para aderezar algunos platos.



Obra: Vuelo mágico XVIII - William Hernández

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Alberto Fritz




Trazos III


Está claro que para morir no necesitamos
de nadie.

Y cuánto dolor en nadie.

¿Y a quién beber de miedo, la frente, la voz,
  el mar asesinado de los días?

Queda claro que para morir, tampoco alcanzan los recuerdos.



Ocre


Es cierto el olor de las tardes
El ocre
Cierto el sentimiento
Este consuelo que provoca el tacto.
Fatal y cierto
El latido los días el amor
Fatal y cierto lo que murmuro.
Lo demás,
Lo innumerable.




Los juegos menores


a jugar como niños
los mares
apretemos como locos
las bujías de la casa
escondrijos de agua
cetonia en carnes por donde corre tinta
un simulado aguacero de palabras bonitas
verticales
elocuentes
pero prestadas
todas prestadas.



Alberto Fritz

Nació en 1962 en Viedma (Rio Negro)
Publicó "Animal Sumergido" (1989) y "Los Juegos Menores" (1996).
Dirige desde 1997 el periódico cultural "El Río Invisible". Co-dirigió la revista digital Revuelto Magallanes junto a Cristian Aliaga.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Vicente Aleixandre




El desnudo


I

¿Que llevas ahí, en tu gracioso cesto de margaritas
   ligeras?
El poniente sin mancha quiere besarme desde tus mejillas
   inocentes
Un cándido corpiño encierra la gloria dulce de un
   mediodía prisionero,
mientras tu cuello erguido sostiene la crespa concentración
   de la luz,
sobre la que los pájaros virginales se encienden.

Pero suelta, suelta tu gracioso cestillo,
mágica mensajera de los campos;
échate sobre el césped aquí a la orilla del río.
Y déjame que en tu oído yo musite mi sombra,
mi penumbrosa esperanza bajo los álamos plateados.



II


Acerca ahora tus pies desnudos,
húmedos en el agua.
Un hervor de oro, de carmín, de plata rápida,
cruza ligero, confundiendo su instantáneo fulgor
con tu espuma constante, oh rosa.
Déjame ahora beber esa agua pura,
besar acaso ciegamente
unos pétalos frescos, un tallo erguido,
un perfume mojado a primavera,
mientras tu cuerpo hermoso arriba orea
su cabello luciente y tus dos manos ríen
entre su luz, y tu busto palpita.


III


Tu desnudo mojado no teme a la luz.
Todo el verde paisaje se hace mas tierno
en presencia de tu cuerpo extendido.
Sobre tu seno alerta un pájaro rumoroso
viene a posar su canción, y se yergue.
Sobre la trémula cima su garganta extasiada
canta a la luz, y siente dulce tu calor propagándole.
Mira un instante la tibia llanura aún húmeda del rocío
y con su lento pico amoroso bebe.
Bebe la perlada claridad de tu cuerpo,
alzando al cielo su plumada garganta,
ebrio de amor, de luz, de claridad, de música.


IV


Mirar anochecer tu cuerpo desnudo,
goteante todavía el día,
sobre el césped tranquilo, en la mágica atmósfera del
   amor.
Con mi dedo he trazado sobre tu carne
unas tristes palabras de despedida.
Tu seno aterciopelado silencia mi caricia postrera:
ya casi tu corazón se para.
En tu cuello una música se ensordece,
mudo gemido del poniente anhelante,
y si te miro veo la luz, la luz última
sin sangre, extinguirse en un gran grito final contra mis
   ojos, ciega.


Súbitamente me hundo en tu boca
y allí bebo todo el último estertor de la noche.



Vicente Aleixandre
De "Sombra del paraíso" - Biblioteca clásica y contemporánea
(LOSADA 1977 - Tercera Edición)



España ( 1896 – 1984)

Poeta español de la llamada Generación del 27 considerado padre del surrealismo en lengua castellana.
Ingresó en la Real Academia Española el 22 de enero de 1950.
Premio Nacional de Literatura en 1933 por La destrucción o el amor, Premio de la Crítica en 1963 por En un vasto dominio, y en 1969, por Poemas de la consumación.
Premio Nobel de Literatura en 1977.

Obra: Desnudo con naturaleza muerta, óleo sobre lienzo, Denis Nuñez Rodríguez

sábado, 10 de diciembre de 2011

Leopoldo María Panero




Mutis


Era más romántico quizá cuando
arañaba la piedra
y decía por ejemplo, cantando
desde la sombra a las sombras,
asombrado de mi propio silencio,
por ejemplo: "hay
que arar el invierno
y hay surcos, y hombres en la nieve"
Hoy las arañas me hacen cálidas señas desde
las esquinas de mi cuarto, y la luz titubea,
y empiezo a dudar que sea cierta
la inmensa tragedia
de la literatura.

De "El que no ve" 1980


Hembra...


Hembra que entre mis muslos callabas
de todos los favores que pude prometerte
te debo la locura.


De "El último hombre" 1984


Leopoldo María Panero
Nace en Madrid en 1948. Poeta español. En su experiencia en centros psiquiátricos, ha elaborado una compleja visión del mundo.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Charles Bukowski




Como ser un gran escritor


tienes que cojerte a muchas mujeres
bellas mujeres,
y escribir unos pocos poemas de amor decentes
y no te preocupes por la edad
y los nuevos talentos.
Sólo toma más cerveza, más y más cerveza.
Anda al hipódromo por lo menos una vez
a la semana
y gana
si es posible.
aprender a ganar es difícil,
cualquier pendejo puede ser un buen perdedor.
y no olvides tu Brahms,
tu Bach y tu
cerveza.
no te exijas.
duerme hasta el mediodía.
evita las tarjetas de crédito
o pagar cualquier cosa en término.
acuérdate de que no hay un pedazo de culo
en este mundo que valga más de 50 dólares
(en 1977).
y si tienes capacidad de amar
ámate a ti mismo primero
pero siempre sé consciente de la posibilidad de
la total derrota
ya sea por buenas o malas razones.
un sabor temprano de la muerte no es necesariamente
una mala cosa.
quédate afuera de las iglesias y los bares y los museos
y como las arañas, sé
paciente,
el tiempo es la cruz de todos.
más
el exilio
la derrota
la traición
toda esa basura.
quédate con la cerveza,
la cerveza es continua sangre.
una amante continua.
agarra una buena máquina de escribir
y mientras los pasos van y vienen
más allá de tu ventana
dale duro a esa cosa,
dale duro.
haz de eso una pelea de peso pesado.
haz como el toro en la primer embestida.
y recuerda a los perros viejos,
que pelearon tan bien:
Hemingway, Celine, Dostoievski, Hamsun.
si crees que no se volvieron locos en habitaciones minúsculas
como te está pasando a ti ahora,
sin mujeres
sin comida
sin esperanza...
entonces no estás listo
toma más cerveza.
hay tiempo.
y si no hay,
está bien
igual.



Henry Charles Bukowski
(1920-1994)

Nació en Andernach (Alemania), el 16 de agosto de 1920. Era hijo de un militar estadounidense llamado Henry Bukowski y de una mujer alemana de nombre Katherine Fett.

Se trasladó muy niño a los Estados Unidos, concretamente a la ciudad californiana de Los Angeles, en la que residió con sus padres a partir de 1922.
Su trayectoria literaria dio inicio en la década de los 50, escribiendo poesía y relatos para diferentes revistas, entre ellas "The Outsider". Al mismo tiempo trabajaba como cartero y mantenía una relación amorosa con Janet Cooney Baker, quien fallecería a causa del alcohol en el año 1968.







Este mal ambiente le condujo en su juventud al abusivo consumo de alcohol y a la evasión en la literatura, gozando de las historias de Ernest Hemingway, D. H. Lawrence o Henry Miller.

martes, 6 de diciembre de 2011

Nicanor Parra




Sigmund Freud


Pájaro con las plumas en la boca
Ya no se puede más con el psiquiatra:
Tolo lo relaciona con el sexo.

En las obras de Freud es donde vienen
Las afirmaciones más peregrinas.

Según este señor
Los objetos de forma triangular
- Plumas fuente, pistolas, arcabuces,
Lápices, cañerías, guaripolas-
Representan el sexo masculino;
Los objetos de forma circular
Representan el sexo femenino.

Pero el psiquiatra va más adelante:
No solamente conos y cilindros
Casi todos los cuerpos geométricos
Son para él instrumentos sexuales
A saber las Pirámides de Egipto.


Síntoma principal:
Todo lo relaciona con el acto
Ya no distingue la luna del sol
Todo lo relaciona con el acto
Los pistones son órganos sexuales
Los cilindros son órganos sexuales
Las tornamesas órganos sexuales
Las manivelas órganos sexuales,
Los altos hornos órganos sexuales
Tuercas y pernos órganos sexuales
Locomotoras órganos sexuales
Embarcaciones órganos sexuales.

El laberinto no tiene salida.

El Occidente es una gran pirámide
Que termina y empieza en un psiquiatra:
La pirámide está por derrumbarse.




Nicanor Parra
Chile – 1914

Premio Cervantes 2011

De: Parranda Larga
Antología poética
Ed. Alfaguara 2010

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Roque Dalton




El descanso del guerrero


Los muertos están cada día más indóciles.

Antes era fácil con ellos:
les dábamos un cuello duro una flor
loábamos sus nombres en una larga lista:
que los recintos de la patria
que las sombras notables
que el mármol monstruoso.

El cadáver firmaba en pos de la memoria:
iba de nuevo a filas
y marchaba al compás de nuestra vieja música.

Pero qué va
los muertos
son otros desde entonces.

Hoy se ponen irónicos
preguntan.

Me parece que caen en la cuenta
de ser cada vez más la mayoría.




Roque Dalton
Nace el 14 de mayo de 1935 en San Salvador, El Salvador. Estudia derecho y antropología en las Universidades de El Salvador, Chile y México. Desde muy joven se dedica al periodismo y a la literatura, obteniendo diversos galardones en certámenes nacionales y centroamericanos. Publica sus primeros poemas en la revista Hoja (Amigos de la Cultura, San Salvador, 1956) y en Diario Latino de la misma ciudad.
Por su militancia política, sufre cárceles y destierros. Vive emigrado en Guatemala, México, Cuba, Checoslovaquia, Corea, Vietnam del Norte y otros países. Muere asesinado por sus propios compañeros el 10 de mayo de 1975.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Rodolfo "Fito" Páez




Brillante sobre el mic


Hay recuerdos que no voy a borrar
personas que no voy a olvidar
silencios que prefiero callar

son dos, las caras de la luna son dos
prefiero que sigamos mi amor presos de este sol
dejar, amar, llorar
el tiempo nos ayuda a olvidar
allá, el tiempo que me lleva hacia allá
el tiempo es un efecto fugaz
y hay, hay cosas que no voy a olvidar
la noche que dejaste de actuar
solo, para darme amor

y yo vi tu corazón brillante sobre el mic en una mano
y ausente de las cosas pensaste en dejarlo
y tirarlo junto a mi
hay secretos en el fondo del mar
personas que me quiero llevar
aromas que no quiero olvidar
silencios que prefiero callar
mientras vos jugás.




Rodolfo "Fito" Páez
Nació en Rosario el 13 de marzo de 1963
Músico, compositor y cantautor de sus letras.

martes, 22 de noviembre de 2011

Julián Mur




El abismo niño


El ojo del niño gime su noche virgen
su noche abierta tan abierta que se rompe
su bramido ciego viaja más rápido que la luz
Donde todos los sonidos se quiebran
el dedo del niño señala la órbita del espejo
Un temblor de sus labios
dibuja nubes de papel
El silencio escucha
nada más se le puede pedir al silencio
El niño es una telaraña de estrellas
que baila en los dedos del viento
Dame una canción de amor
implora el niño a la noche
escondido entre los yuyos de su cama
nadando en el regazo de sus leyendas.
Dame un sueño de amor
pide el niño a la noche
donde sólo se puede despertar en otro sueño.



Julián Mur - (Julián Matías Rodríguez)
De "Los pasos del caracol" 2005 - Colección Gira-Sol - Ediciones La Guillotina









Nació en el año 1983. Vive en el barrio de Caballito, Bs. As., recita su poesía,
baila danza artística y toca varios instrumentos en diferentes ciclos artísticos, centros culturales y bares de la ciudad de Buenos Aires desde el año 1996.
Publicó tres cuadernillos de poesía y cuento breve, la mayoría de su obra permanece inédita.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Marcelo Juan Valenti




Mi padre me devoró

aunque

no tenía hambre.

Se apartó

del fuego,

y sin mirarme, me percibió

como el cachorro

de una especie apetecible.


____________________________


Un día,

el fantasma se cansó

de los signos. No más

golpes. temblores

ni finísimos

estallidos de un aire

delicadamente helado. Se sentó a la mesa

e inició el cuento

sobre la eternidad, relegándome,

sin límites, a la escucha.


___________________________


Escribo sin pausa,

renglón tras renglón,

el nombre de la forma

fetichizada del mal.

Y como un

mantra lo repito

en susurros,

como si,

en la reiteración, en

permanecer

expuesto a sus emblemas, anulara

sus efectos, desanudara

el miedo, Trucos, para que

esa palabra nunca me lastime.




Marcelo Juan Valenti
De "Espejo jardín"



Rosario - Santa Fe (1966)

viernes, 18 de noviembre de 2011

Ana Romano



Laberinto

Furioso
masculla
La bronca
avanza
trepa
se expande
La oscuridad
aturde
Adormece
el acoso
el raciocinio
El pánico
vigila
Corre
La puerta
se abre.




Cuadrícula


Transgresión
es esa palabra
en su labia
interceptada
es esa mirada en su ceguera
Transgresión
es ese silencio que quebranta la soberbia
en ese rincón barnizado de adulterio
Muda
en tinieblas
la T
esa
se empecina
se expande
explota
Sueña
con ser descubierta
Juega
escondida
con el lector.



Ana Romano
De "De los insolentes fantasmas" - [vela al viento - Ediciones Patagónicas]



Nació en la ciudad de Córdoba. Reside en Bs. As.
Es profesora de Francés.
Participó en talleres de poesía coordinados por Fernando Molle, Walter Cassara, Hernán Isnardi y Rolando Revagliatti.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Cristian Aliaga




Tratado de la luz


Hay días en que tus ojos están perdidos para la vida,
para cualquier visión que encierre una esperanza.
Sales a la ventana y miras sin ver el infinito
ocaso que preanuncia una mañana.
Es de mañana y ya ves el ocaso, tus ojos están perdidos,
es mejor que los cierres.
Que los cierres o encuentres una razón poderosa
para recoger la luz que traspasa los párpados.
Tenés escondidas pasiones en las pupilas
que antes se abrían descuidando el ocaso.
Todas son noches: las mañanas son noches y las tardes.
Pero la luz no ha encenderse jamás, sólo hay controles
para la oscuridad.
Pero la luz no ha de apagarse jamás, porque la llevás
sin tregua en el fondo de los ojos.




Cristian Aliaga
De “El pasto azul” (1996)



Nació en Darregueira, Buenos Aires, en 1962. Fundó la Editorial Universitaria de la Patagonia, que dirigió durante una década.
Es profesor e investigador en Comunicaciones en la Universidad Nacional de la Patagonia (Comodoro Rivadavia) y dirige Espacio Hudson, Centro de Artes & Cultura, en Lago Puelo.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Enrique Santos Discépolo




Yira yira


Cuando la suerte qu' es grela,
fayando y fayando
te largue parao;
cuando estés bien en la vía,
sin rumbo, desesperao;
cuando no tengas ni fe,
ni yerba de ayer
secándose al sol;
cuando rajés los tamangos
buscando ese mango
que te haga morfar...
la indiferencia del mundo
-que es sordo y es mudo-
recién sentirás.

Verás que todo el mentira,
verás que nada es amor,
que al mundo nada le importa...
¡Yira!... ¡Yira!...
Aunque te quiebre la vida,
aunque te muerda un dolor,
no esperes nunca una ayuda,
ni una mano, ni un favor.

Cuando estén secas las pilas
de todos los timbres
que vos apretás,
buscando un pecho fraterno
para morir abrazao...
Cuando te dejen tirao
después de cinchar
lo mismo que a mí.
Cuando manyés que a tu lado
se prueban la ropa
que vas a dejar...
Te acordarás de este otario
que un día, cansado,
¡se puso a ladrar!



Enrique Santos Discépolo



Nació en el Barrio porteño de Balvanera el 27 de marzo de 1901 y falleció el 23 de diciembre de 1951.

Intérprete: Omar Mollo
Obra: E. S. Discépolo - Jorge Cosenza

sábado, 12 de noviembre de 2011

Carlos Patiño




Damas y caballeros

“Ellos/Los otros... no perdonan”
María del Carmen Colombo



¿Quién me alivia esta fisura hendida en mis entrañas?
¿ Los señores que pervierten el mundo con sus negocios sucios
y después surgen amenazantes y ofendidos
porque un amor escapó de su jaula?
¿Las señoras que se conmueven con las telenovelas
pero en la realidad condenan a la mujer de carne y piel
que lloraron personaje ante las pantallas?
¿Los jóvenes que juegan a la libertad en sus propias veredas
pero entrerrejan al diferente que osa
ejercer esas libertades que pregonan
de la boca hacia el viento?

Nunca digas te lo dije pero te lo dije:
saldrán de todas cuevas
hordas de envidiosos/moralistas/hipócritas/
a destruir sin piedad
aquello que lastima sus vidas
hace mucho acabadas en desvíos sin emoción alguna/
o matadas antes de comenzar.

Nunca digas te lo dije pero te lo dije:
los ojos de los otros se nublarán al vernos
verán lo que sus torvas cabezas les amparan
mentirán todo vicio que no complete el cuadro
crucificarán a aquellos que se hayan atrevido
(maten al distinto)
evacuarán a quienes todavía tengan sangre en sus venas
y los arrojarán felices a la mitad del río:
ellos gustan dormirse enclaustrando debajo de su almohada
corazones sangrantes.
Así ha sido siempre y lo seguirá siendo
porque
del niño del comienzo hemos adultizado el narcisismo.
Otro mundo sería/respirable y abierto/
si hubiéramos adultizado la inocencia (la nuestra, manantial).
Mirá en tu derredor:
todos trituran/orgullosos y expertos/
algún trozo de prójimo en sus fauces.
Se sientan en sillones repujados
con la piel del más débil.

Viejo/niño Walt Whitman:
no han entendido nada de tu pellejo exhausto
respirando la hierba/ellos
no valen ni siquiera una hebra canosa
de tu vello púbico.

Nunca digas te lo dije pero te lo dije:
y te dije también: sólo tu amor nos salvará.




Carlos Patiño
De "Manantial en llamas"
Argentino – 1934


Obra: Backstage at the opera - Jean Béraud

jueves, 10 de noviembre de 2011

Juana de Ibarbourou




La hora


Tómame ahora que aún es temprano
y que llevo dalias nuevas en la mano.

Tómame ahora que aún es sombría
esta taciturna cabellera mía.

Ahora que tengo la carne olorosa
y los ojos limpios y la piel de rosa.

Ahora que calza mi planta ligera
la sandalia viva de la primavera.

Ahora que en mis labios repica la risa
como una campana sacudida aprisa.

Después... ¡ah, yo sé
que ya nada de eso más tarde tendré!

Que entonces inútil será tu deseo,
como ofrenda puesta sobre un mausoleo.

¡Tómame ahora que aún es temprano
y que tengo rica de nardos la mano!

Hoy, y no más tarde. Antes que anochezca
y se vuelva mustia la corola fresca.

Hoy, y no mañana. ¡Oh amante! ¿no ves
que la enredadera crecerá ciprés?



Juana Fernández Morales de Ibarbourou
(De Lenguas de diamante, 1919)
(1892-1979) Nació en Melo, Uruguay; fue conocida como “Juana de América”.
Publicó Las lenguas de diamante, Raíz salvaje, La rosa de los vientos, Azor y El soldado, entre otros. Escribió textos infantiles como Chico Carlo, El cántaro fresco y Los sueños de Natacha.

martes, 8 de noviembre de 2011

Valentine Penrose




El carrito


¿Y el carrito caballeros
De la astral Osa Mayor?
Magia de selva sagrada
Niños riendo al calor.

En los bancos profetas solitarios y ecónomos
Entre sí en el espacio de las ramas conversan.

Paraíso surtido de botijos y hierbas
Paraíso alimentado de noche
Cuando se oculta el grillo en las raíces
El pájaro en el nido y la abeja muy cerca.

Vas niño rezongón de sueños y jardines
Tarde cuando de noche tus padrinos se cruzan
Acuáticos varones custodian el lugar
Y Júpiteres mudos se alojan en los astros.

Mas la lluvia al viento alisa
Y mañana ya sin prisa
La Osa Mayor y su corte
Se impondrán a los consortes.


[Traducción: José M. Oliver y Clara Curell


Valentine Penrose
(1898-1978)Escritora y poeta francesa, relacionada con el movimiento surrealista.
Su obra más famosa es la biografía de La condesa sangrienta, Erzsébet Bátory

domingo, 6 de noviembre de 2011

Walt Whitman




24

(fragmento)


Walt Whitman, un cosmos, el hijo de
Manhattan,
turbulento, carnal, sensual, comiendo,
bebiendo y procreando,
no es un sentimental, no mira desde
arriba a los hombres y mujeres ni se
aparta de ellos,
no es más púdico que impúdico


¡Quitad los cerrojos de las puertas!
¡Quitad las puertas mismas de sus quicios!
Quien degrada a otro me degrada a mí,
y todo lo que hace o dice vuelve a la postre a mí.


La inspiración mana y mana de mí,

me recorren la corriente y el índice.
Pronuncio la contraseña primordial,
doy la señal de la democracia,
nada aceptaré, ¡lo juro!, si los demás
no pueden tener su equivalente
en iguales condiciones.


Voces desde hace largo tiempo
enmudecidas me recorren,
voces de interminables generaciones
de cautivos y de esclavos,
voces de enfermos y desahuciados,
de ladrones y de enanos,
voces de ciclos de gestación
y de crecimiento,
y de los hilos que conectan las estrellas,
y de los úteros y de la savia paterna,
y de los derechos de los pisoteados,
de los deformes, vulgares, simples,
tontos, desdeñados,
niebla en el aire, escarabajos que
empujan bolitas de estiércol.


Voces prohibidas me recorren,
voces de sexo y lujuria,
veladas voces cuyo velo aparto,
voces indecentes por mí purificadas
y transfiguradas.


No me tapo la boca con la mano,
trato con igual delicadeza
a los intestinos que a la cabeza
y el corazón,
la cópula no es para mí más grosera
que la muerte.


Creo en la carne y en los apetitos,
y cada parte, cada pizca de mí
es un milagro.
Divino soy por dentro y por fuera, y
santifico todo lo que toco o me toca,
el aroma de estas axilas es más
hermoso que una plegaria,
esta cabeza más que los templos,
las biblias y todos los credos.



Walt Whitman
(West Hills, condado de Suffolk, Nueva York, 31 de mayo de 1819 – Camden, Nueva Jersey, 26 de marzo de 1892), poeta estadounidense. Hijo de madre holandesa y padre británico

Versión: León Felipe

viernes, 4 de noviembre de 2011

Rainer María Rilke




Estoy entre tinieblas, como ciego.
Mi mirada no encuentra tu camino.
El vaivén alocado de los días
es como una cortina que te oculta de mí.
La miro: se alzará
esa cortina que esconde mi existencia,
el peso de mi vida y su sentido.
Y que es en realidad mi muerte.

a "Lou Andreas-Salomé"
29 de diciembre de 1898





Rainer María Rilke
Praga, 1875 - Valmont, 1926

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Osvaldo Lamborghini



1


El cuerpo tiene un órgano metafórico
es el lugar de todas las transmutaciones
es el lugar poético por excelencia, el ano
en es sentido que es el lugar
donde el niño y la niña
se encuentran todavía, subrayando todavía
sin el corte, sin la diferencia de los sexos.
El lugar metafórico, el ano,
mierda, niño, regalo, pene
todo es intercambio.
Una gran mujer, mujer de Nietzsche,
mujer de Rilke, casi
mujer de Freud: Lou Andreas Salomé,
habló de la vagina como
eternamente
arrendada al ano.



Osvaldo Lamborghini
De “La divertidísima canción del Diantre”



Nació en Necochea, Buenos Aires en 1940.
Murió en Barcelona en 1985.

"El fiord". Buenos Aires. Chinatown.
"Pibe Barulo" en Novelas y cuentos II. Buenos Aires: Editorial Sudamericana.
"Tadeys". Barcelona. Ediciones del Serbal.Barcelona, 1ª ed. Colección "Novelas y cuentos. Compilado por César Aira.
"Novelas y cuentos". Barcelona. Ediciones del Serbal.
"Teatro Proletario de Cámara". AR Publicacións. Compostela. 2008.

lunes, 31 de octubre de 2011

Norah Lange




Tarde a solas


Vacía la casa donde tantas veces
las palabras incendiaron los rincones.

La noche se anticipa
en el piano mudo
que nadie toca.

Voy a solas desde un recuerdo a otro
abriendo las ventanas
para que tu nombre pueble
la misera quietud de esta tarde a solas.

Ya nadie inmoviliza las horas largas y cerradas
a toda dicha mía.

Y tu recuerdo es otra casa
              grande y quieta
por donde yo tropiezo sola.

Y mis latidos forman una hilera de pisadas
que van desde su puerta hacia el olvido.



Norah Lange
(1905-1972)
De "Los días y las noches" Ed. El Inca (1926)



Nació en Buenos Aires. Publicó poemas y relatos en revistas porteñas de vanguardia como Martín Fierro, Proa y Prisma.

publicado en: Antología de Vanguardias Argentinas "Florida Y Boedo" selección, estudio y notas por: Fabiana A. Sordi - (Santillana) 1998

Obra: Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes del despertar - Salvador Dalí

sábado, 29 de octubre de 2011

Mario Benedetti




Defensa de la alegría

a trini


Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias y las definitivas
defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo
y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos
defender la alegría
como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias
defender la alegría
como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres
defender la alegría
como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa
defender la alegría
como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas del azar
y también de la alegría



Mario Benedetti
Nació en Paso de los Toros, 1920, murió en Montevideo, 2009 (Uruguay)


Música e interpretación: Joan Manuel Serrat

jueves, 27 de octubre de 2011

Juan Luis Guerra




Amapola


Abre las hojas del viento mi vida
ponle una montura al río
cabalga y si te da frío te arropas
con la piel de las estrellas
de almohada la luna llena mi vida
y de sueño el amor mío

y una amapola me lo dijo ayer
que te voy a ver
que te voy a ver
y un arco iris me pintó la piel
para amanecer contigo

Cierra la noche y el día mi vida
para que todo sea nuestro
y una gran fuga de besos
se pose sobre tu boca
y que el trinar de las rosas mi vida
te digan cuanto te quiero

y una amapola me lo dijo ayer
que te voy a ver
que te voy a ver
y un arco iris me pintó la piel
para amanecer contigo



Juan Luis Guerra
Santo Domingo, República Dominicana, (1957).
Músico y compositor.

martes, 25 de octubre de 2011

Gustavo Riccio




Casa de departamentos


La pantalonera se murió en la calle.
Pasó el automóvil de un rico magnate,
con tacos de goma, silencioso...nadie
lo oyó que llegaba. Gritos. Pitos. Sangre.

La pantalonera se murió en la calle.
Como al otro día del taller faltase,
tuvo un cartelito la puerta de calle
con estas palabras: "Hay una vacante".



Una sirvienta


Tiene los ojos claros y el alma ensombrecida,
va y viene por la casa sin saber dónde va;
mira y no ve las cosas, la regañan; y ella
se repliega en el gesto más heroico; callar.

Llegó ha poco de España, vino en viaje de bodas,
y el mar le dio el arrullo de una marcha nupcial;
vino con el esposo por el oro de América,
¡y aquí encontró una escoba y un trapo de fregar!...




Gustavo Riccio
(1920 - 1927)
De "Un poeta en la ciudad" Buenos Aires 1926

Muerto tempranamente, a los 27 años, compartió su trabajo de contabilidad en la Confitería del Molino con sus traducciones del francés y del italiano. Lejos de las metáforas ultraístas, quiso pintar la vida como una "sucesión de pequeñeces" y se transformó en un cantor de la ciudad, un poeta de la calle capaz de reflejar la injusticia social a través de las mínimas tragedias cotidianas.

Perteneció al "Grupo Literario Boedo", compuesto, entre otros, por Roberto Mariani, Roberto Arlt, Elías Castelnuovo, César Tiempo, Álvaro Yunque.

En 1930 fué publicado "Gringo puraghei"

publicado en: Antología de Vanguardias Argentinas "Florida Y Boedo" selección, estudio y notas por: Fabiana A. Sordi - (Santillana) 1998

domingo, 23 de octubre de 2011

Jorge Fandermole




Sueñero


Silbo en la oscuridad,
animal sin reposo;
torres de la vigilia,
candela de los ojos.
No se qué pueda ser,
si una curva del tiempo
o un hueco en el corazón
a tempo.

Trigo sobre el brocal
para que coma el hambre
y abajo el peligroso
agujero de la sangre.
No hallo, no puedo ver
más que la noche alerta
y el misterio detrás de las puertas.

Sueñero, jinete sin descanso;
sueñero, sobre un papel en blanco
sueñero, centinela de mi alma;
sueñero, duérmete y dame calma.

Llevo cada mitad
como dos ríos gemelos,
uno cruza la tierra,
el otro fluye en el cielo;
el de la oscuridad
no conoce el olvido,
desvelado en seguir
lo perdido.

Ay, ese toro azul
fatigado y sediento
de correr tras la nada
como la luz y el viento!
Ardo sin preguntar
igual que lo hace el fuego,
tal vez halle cantando
el sosiego.

Sueñero, enigma de un penitente;
sueñero, andando entre los durmientes;
sueñero, espina de las estrellas;
sueñero, olvídate de ella.

Sueñero, jinete sin descanso;
sueñero, sobre un papel en blanco
sueñero, centinela de mi alma;
sueñero, duérmete y dame calma.



Jorge Fandermole



Nació en Pueblo Andino, provincia de Santa Fe, Argentina, en 1956.
Autor, compositor, intérprete y docente de música.

Fotografía: http://viajesudamerica.com/ruta-40-argentina/




23 de octubre de 2011. Poesía del mondongo, en este día tan especial para los argentinos, rinde homenaje a la memoria de un gran luchador: Néstor Kirchner

viernes, 21 de octubre de 2011

Julio Cortázar




Instrucciones para llorar


Instrucciones para llorar. Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca. Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.



Julio Cortázar
(1914-1984)

Poesía del Mondongo

A todos, gracias por compartir este espacio

Email: fernando1954@gmail.com