lunes, 8 de febrero de 2016

Adonis (Ali Ahmad Said)




Celebración de la infancia


Recuerdo la locura
recostada, por vez primera,
en la almohada de la razón:
yo conversaba con mi cuerpo.

El amor y el sueño son paréntesis.
Entre ellos coloco mi cuerpo
para intentar conocer el mundo.

Pronto fui herido
y pronto aprendí:
las heridas son las que me crearon.

¿Qué le diría a mi otro cuerpo
que dejé entre los escombros
de la casa donde nací?
No. No pueden contar mi infancia
mas que esas estrellas que relucen sobre ella
y motean con sus pasos
los senderos de la tarde.

Tu infancia es un pequeño pueblo,
pero jamás cruzarás sus límites
por lejos que vayas.



Adonis (Ali Ahmad Said)
Siria – 1930

En: Celebración del claroscuro – 1988 -  Traducción: Ma. Luisa Prieto

Poeta y ensayista sirio. Desarrolló su carrera literaria principalmente en el Líbano y Francia. Publicó más de veinte libros de poemas en árabe, y es considerado desde hace varios años aspirante al Premio Nobel de Literatura.

Extraído de: poesíaarabe.com

martes, 26 de enero de 2016

Jean Philippe Guissani






María (Sobre la Carpinese)

Traducción: Carmen Assenza Parisi



María
Óyelos gritar,
Nos traen la agonía
Porque la hora ya ha llegado
María
El tiempo no se detiene,
Es la muerte y así sea
De tu hijito Jesús
Entonces pensarás en tantos días y tantos meses
Para llegar a tamañas desgracias
para que sea más dulce tu agravio María
No te olvides
Desde sus primeros pasos hasta su primera palabra
Estabas tu, la mamá, en cada grito y cada llanto
No hay mejor escuela que la vida misma
María, ya llegó la hora.
María, maría
María, ahora los siento acercarse
Avanzan por el camino
No hay tiempo para pensar
María llegaron para apresar a Jesús
Por duro que sea
Ya no hay ninguna esperanza
Desde sus primeros pasos hasta su primera palabra
Estabas tu, la mamá, en cada grito y cada llanto
No hay mejor escuela que la vida misma
María, ya llegó la hora.
Cuando la razón es vencida
Por la fuerza
Entonces no queda más que
Dolor y locura
Porque los hombres son los que traen el dolor y la violencia

María, nadie los detendrá 


------------------------------------------------------

Maria (sopra La Carpinese) 


Maria,
O di senteli grida,
ci portanu l'angunia
chi l'ora he venuta ava
Maria,
O tempu un ne ferma piu,
a morte e cusi sia
u to figliolu Ghjesu

Tandu penserai a tanti ghjorni e tanti mesi
per ghjunghjene oghje a tamanti malani
e per ch'ella sia piu dolce la toia offesa
Maria, ava n'un ti scurda

Da li primi passi soi a la prima parolla
eri tu la mamma d'ogni stonda e d'ogni pientu
e piu che la vita un si trova piu bella scola
Maria, l'ora he venuta ava

Maria, Maria.

Maria,
O li sentu avvicina,
avanzanu per la via
un he piu tempu a pensa

Maria,
so ghjunti a piglia Ghjesu,
cusi duru ch'ella sia
speranza un ne ferma piu

Da li primi passi soi a la prima parolla
eri tu la mamma d'ogni stonda e d'ogni pientu
e piu che la vita un si trova piu bella scola
Maria, l'ora he venuta ava

Quandu a raggione he vinta sola da la forza
tandu un arrega che dulore e scimitar
e l'omi so qui portanu dolu e viulenza
Maria, nimu un li parera

Maria, Maria.




Letra: Jean Philippe Guissani (integrante del grupo Barbara Furtuna)



Música: Maxime Merlandi (integrante del grupo Barbara Furtuna)
Interpretación: Barbara Furtuna & L'Arpeggiata


Fotografía: http://lamiamusica-angelo.blogspot.com.ar/2013_03_01_archive.html

viernes, 22 de enero de 2016

César Cantoni




Diógenes o el ideal del vagabundo
                                             
Yo sigo prefiriendo al hombre sin casa. 
Abel Robino 


Vivir a la intemperie.
Vivir al arbitrio de la intemperie.
No tener nada, no querer tener nada.
No aferrarse al pasado ni al presente,
menos al porvenir. (Incluso,
renunciar a la vana tentación de dejar huella.)
Ir simplemente de un lugar a otro,
como un acólito incondicional del viento.
Encarnar la metáfora del viento.
Salvarse por el desarraigo.



César Cantoni
Argentino – 1951



De: La salud de los condenados - Ed. Hespérides – 2004


Foto extraída de : littleghostcat.blogspot.com

viernes, 15 de enero de 2016

Carlos Mellino








Del gemido de un gorrión


De las líneas de su mano
voló un gorrión
y un grito de madrugada
de pronto tuvo su voz.

Tendido en el empedrado
un borracho lo bebió
para robarle los sueños
que con su mano ganó.

Yo volé con él.
Yo grité con él.
Yo soñé también.

Sabor amargo el que tiene
un gemido de dolor.
Mi pueblo estaba gimiendo
y hubo quien no lo escuchó.

De las líneas de su mano
voló un gorrión.
Y fabricaba su casa
con promesas de cartón.
Su mujer le pidió un hijo
y el hijo le pidió amor.
Los tres gimieron un día
por un futuro mejor.

Yo volé con él.
Yo grité con él.
Yo soñé también.

Sabor amargo el que tiene
un gemido de dolor.
Mi pueblo estaba gimiendo
y hubo quien no lo escuchó.

Yo volé con él.
Yo grité con él.
Yo soñé también.
Yo volé con él.
Yo grité con él
Y soñé también



Carlos Mellino

Nació el 13 de mayo de 1948. Es un músico tecladista, pionero del rock nacional argentino. Formó parte de la banda Alma & Vida una de las bandas destacadas de la historia del rock argentino y una de las primeras en realizar música de fusión (rock-jazz)

Interpretación: Alma & Vida

viernes, 8 de enero de 2016

Otoniel Guevara





NOSOTROS TAMBIÉN TENEMOS NUESTROS MUERTOS


Amílcar va y viene tratando de encontrar la solución para este día oscuro. 
Claudia María se acerca a mí y toma mi tendón herido, 
lo abarca dulcemente y sonríe: 
sabe que su gesto amortigua los espasmos del dolor.
Arquímides tiene sobre la mesa una guitarrita llena de agujeros, 
llena de balazos. 
Amílcar finalmente se saca un abrazo del corazón y me dice: para Marcela. 
Yo le pido su camisa rota y sucia y salgo a la calle con ella. 
Salgo a la calle con mi pierna rota 
y con la guitarra llena de agujeros. 
Salgo a la calle y me abrazan las madres con siglos de espera 
y se me suman los perros en mi vagabundear 
y hasta las palomas un día desconfiadas de bajar a la tierra 
por fin caminan a mi lado. 

¿Quiere usted estar una hora en el corazón de la madre de Quime? 
¿Quién se ofrece a ser el hijo de una fotografía? 
¿Quiénes nos acompañan a buscar una tumba, 
dos, 
tres, 
ocho mil agujeros? 

¿Hay alguien entre ustedes que cante para ellos? 


Para José Antonio Domínguez, compañero en esta travesía de orfandad.



POETA MALDITO


Casi pierdo los ojos
          al mirarte desnuda

Pero casi los pierdo definitivamente
          cuando dejé  de verte



Otoniel Guevara
De "Poesía Latinoamericana Hoy" 20 países, 50 poetas

El Salvador, 1967. Poeta y periodista.

Fotografía: www.elfaro.net

lunes, 4 de enero de 2016

David Gonzalez





mis ojos tiernos se tienden en silencio
negrura de las piedras pupilas
dilatan los relojes
ahondando los misterios próximos
del humo sin fuego de amar
a grandes saltos
desbocados retazos de la madrugada
relampagueando los desvelos
o las presencias
aguardan se cumplan
la teología de las pieles.


___________________________




Esos trópicos existenciales
demasiados próximos a descubrirse
las batallas inútiles al pasado
austeras azules de la verdad
coincidentes en  latencias gringas
acompasan las  voces en la sangre
de emigrantes remotos
añejando arados y secos odres
bajo el sol extasiado
pedazos de hombres decolorados
cantando mi nombre olvidado.


___________________________



Orgánica beatitud
mis curvaturas del cuerpo
cuasi aplacadas olas pellejos
en deslizamiento indispensable
astronómicamente denominado
aberración de la luz.


___________________________




Llueve
tajeado con viento
a veces desprende algo
en la certeza de la tierra
las alegorías
suelen usarse de abono,
enredaderas abren mensajes
su pulpa de las semejanzas
henchidas y literales
buscan la luz hacia arriba,
debajo solo la sed.





David Gonzalez

Nacido en 1979 en Capital Federal, actualmente reside en Viedma, Río Negro.

Publica textos y poesía en suplementos culturales, revistas, diarios, paginas webs.
Sube textos y poemas a su blog www.fragmentario.blogspot.es
Ha publicado poemas en la Antología Letras de la Comarca (Editorial Del Valle Bajo).
En busca de la poesía que trasciende los textos.




sábado, 26 de diciembre de 2015

Roque Dalton



Para un mejor amor


"El sexo es una categoría política"
Kate Mills.


Nadie discute que el sexo
es una categoría en el mundo de la pareja:
de ahí la ternura y sus ramas salvajes
Nadie discute que el sexo
es una categoría familiar:
de ahí los hijos,
las noches en común
 los días divididos
(él, buscando el pan en la calle,
en las oficinas o en las fábricas;
ella, en la retaguardia de los oficios domésticos,
en la estrategia y la táctica de la cocina
que permitan sobrevivir en la batalla común
siquiera hasta el fin del mes).
Nadie discute que el sexo
es una categoría económica:
basta mencionar la prostitución,
las modas,
las secciones de los diarios que sólo son para ella
o sólo para él.

Donde empiezan los líos
es a partir de que una mujer dice
que el sexo es una categoría política.
Porque cuando una mujer dice
que el sexo es una categoría política
puede comenzar a dejar de ser mujer en sí
para convertirse en mujer para sí,
constituir a la mujer en mujer
a partir de su humanidad
y no de su sexo,
saber que el desodorante mágico con sabor a limón
y jabón que acaricia voluptuosamente su piel
son fabricados por la misma empresa que fabrica el napalm
saber que las labores propias del hogar
son las labores propias de la clase social a que pertenece ese hogar,
que la diferencia de sexos
brilla mucho mejor en la profunda noche amorosa
cuando se conocen todos esos secretos
que nos mantenían enmascarados y ajenos.



Roque Dalton
De: Antología poética - Ed. Acercándonos – 2007

Resultado de imagen para roque dalton

El Salvador (1935 – 1975)


Fotografía: www.oceansur.com
Obra: Postal amantes de Fernando Botero (Colombia)

Poesía del Mondongo

A todos, gracias por compartir este espacio

Email: fernando1954@gmail.com