jueves, 19 de enero de 2017

Augusto Roa Bastos




Tabernáculo del aire


El vértice del aire y del gusano
con su guerra de penumbra y de sol es el Hombre.
Como el almendro herido de amanecer y lluvia,
como el cereal latido de las parvas.

Para sus lupanares ácidos el gusano,
para su troje opaca, trabaja sordamente
en la estirpe de cal de nuestros sueños,
guardián anticipado, topo de nuestro nombre.

Pero el aire en sus altas moradas transparentes
baja desde las cumbres como un corzo de luna,
con sus iluminadas caracolas de nieve,
a llevarse en sus ágiles danzas el halo antiguo
de nuestra incorruptible y heredada hermosura.

Si el gusano defiende sus estratos de hueso,
su cuévano de escorias,
remolcará en los aires el aire mi vigilia,
mi soledad, mi lumbre, mi nostalgia de cielo,
sobre un tornasolado sostén de mariposas,
sobre la voz ondeante del almendro y del trigo,
sobre el inaugurado resplandor de la harina
que amanece en los labios del hombre cuando apenas
la tierra es ya un distante torbellino de larvas...

Sobre la subterránea senectud del gusano
forja su anillo de oro, tiende su voz el aire.

Y así, cuando a la verde colina de la infancia,
mirando al cielo trémulos como el agua dormida,
retornan nuestros ojos a quedarse en silencio,
el aire es ya una escala que remonta la ardiente
Ciudadela de Dios.



Augusto Roa Bastos
De "Poesías reunidas" - Edición de Miguel A. Fernández - Editorial El lector (1995)



Nació en Asunción, Paraguay. (1917 -2005) Narrador y poeta.

miércoles, 11 de enero de 2017

Roberto Juarroz




77


La vida nos exige credenciales
y aunque no sepamos de qué,
adivinamos que se trata sencillamente de estar vivos.

Nos pide pruebas de desnudarnos a veces,
como el árbol bajo la lluvia,
con la piel como único secreto
y la palabra como única posesión.
Nos reclama el testimonio
de no mirar demasiado hacia atrás
y de saber agacharnos hasta recoger en el cuenco de la mano
nuestra propia sombra.
Nos solicita garantía
de estar también adentro de otras vidas.

Y ya aprobados todos los exámenes,
la vida termina inevitablemente por pedirnos
algo más que la prueba de estar vivos:
nos reclama nuestra capacidad de abandonarla,
como el hijo a la madre
o como el discípulo al maestro.



Roberto Juarroz 
Argentino (1925 – 1995)



De: Fragmentos verticales - En: Poesía vertical - Ed. Emecé – 2005


Obra: Venadita herida de Frida Kahlo – México (1907 – 1954)

lunes, 2 de enero de 2017

Laura Yasan




En los bellos días de noviembre


dónde estabas cuando abrí la puerta
y un hombre me alargó sus dedos sudorosos
y me lamió con su mirada negra
y jadeó sobre mis palabras

dónde estabas cuando me fui con él
cuando vestí de puta sólo para ofenderte
cuando sangré y hedí
cuando pedí perdón y caían mis lágrimas
sobre la punta de tus zapatos

dónde que era siempre tan lejos tan fría
tan inmediatamente tarde
dónde que te llamé hasta quedar sorda
hasta romperme los dientes
hasta rajarme la vagina

dónde que en los bellos días de noviembre te llamé
en las lluvias de julio te llamé
te dejé papelitos debajo de la almohada
fotos despedazadas con los puños
secretos como gritos

dónde
que iba y volvía con tu nombre colgando de los ojos
y los ojos se volvieron cadenas
y las cadenas barcos
y los barcos se hundieron como ojos
en las profundidades de una noche tremenda



Polución


y si a pesar de todo se habla de amor
nada te exime
de ser el basural donde el fulano
arrojará residuos

orgánicos también



Laura Yasan
De "Cambiar las armas" - Ediciones Botellas al Mar (1997)



Buenos Aires, 1960.


Obra: Between midnight and dawn - Margarita Georgiadis (Australia 1969)
http://enkaustikos.blogspot.com.ar/2012/09/margarita-georgiadis-ausencias.html

martes, 27 de diciembre de 2016

Leonard Cohen






Aleluya

He oído que existe un acorde secreto
que David solía tocar, y que agradaba al Señor.
Pero tú realmente
no le das mucha importancia a la música, ¿verdad?
Era algo así como
la cuarta, la quinta
cae la menor y sube la mayor.
El rey, confundido, componiendo un aleluya.

Aleluya

Tu fé era fuerte, pero necesitabas una prueba.
La viste bañarse en el tejado.
Su belleza, y el brillo de la luna, te superaron.
Te ató a la silla
de su cocina.
Rompió tu trono,
y cortó tu pelo.
Y de tus labios arrancó un aleluya.

Aleluya

Dices que tomé su nombre en vano.
No conozco siquiera su nombre.
Pero si lo hice, bueno, realmente, ¿qué significa para tí?
Hay un resplandor de luz
en cada palabra.
No importa la que hayas oído.
La sagrada o la rota. Aleluya.

Aleluya

Hice lo mejor posible, no fue mucho.
No podía sentir, así que intenté tocar.
Dije la verdad, no te tomé el pelo.
Y aún así todo salió mal.
Permaneceré ante la oración del Señor,
sin nada en mi lengua más que el aleluya.

Aleluya


____________________________________________


Hallelujah


Now, I've heard there was a secret chord
That David played, and it pleased the Lord
But you don't really care for music, do you?
It goes like this, the fourth, the fifth
The minor fall, the major lift
The baffled king composing hallelujah

Hallelujah

Your faith was strong but you needed proof
You saw her bathing on the roof
Her beauty and the moonlight overthrew ya
She tied you to a kitchen chair
She broke your throne, and she cut your hair
And from your lips she drew the hallelujah

Hallelujah

You say I took the name in vain
I don't even know the name
But if I did, well really, what's it to you?
There's a blaze of light in every word
It doesn't matter which you heard
The holy or the broken hallelujah

Hallelujah

I did my best, it wasn't much
I couldn't feel, so I tried to touch
I've told the truth, I didn't come to fool you
And even though it all went wrong
I'll stand before the lord of song
With nothing on my tongue but hallelujah

Hallelujah



Leonard Cohen
Nació en Canadá en 1934 -  Falleció en Los Ángeles en 2016.
Fue un poeta, novelista y cantautor canadiense.

Interpretación: The Kings Singers

Fotografía extraída: http://lamarginalpr.com/leonard-cohen-nos-deja-darker/

jueves, 15 de diciembre de 2016

Oscar Hahn




Parábola del Triángulo


Había una vez
dos ángulos inferiores
que planeaban eliminar
al ángulo superior

Olvidaron sin embargo
un principio elemental

Ningún triángulo puede existir
con dos ángulos

Perpetrado el crimen
y como era de esperar
el triángulo completo
desapareció del mapa
Y con él los victimarios

En el diseño del universo
nadie está libre de cavarse
su propia tumba.



Oscar Hahn
Chile – 1938



Reconocido como uno de los escritores de la Generación del 60' en Chile, también llamada Generación Trilce.
Publicaciones: “Esta rosa negra”, 1961; “Suma poética”, 1965; “Agua final”, 1967; “Arte de morir”, 1977; “Mal de amor”, 1981; “Imágenes nucleares”, 1983; “Flor de enamorados”, 1987; “Estrellas fijas en un cielo blanco”, 1989; “Tratado de sortilegios”, 1992; “Versos robados”, 1995; “Antología virtual”, 1996; “Poemas de amor”, 2001; “Apariciones profanas”, 2001; “Obras selectas”, 2003; “Sin cuenta poemas”, 2005; “Obra poética”, 2006; “En un abrir y cerrar de ojos”, 2006; “Archivo expiatorio”, 2007; “Hotel de las nostalgias, antología”, (Lima: Lustra editores, 2007); “Poemas sin fronteras, Antología”, (Santiago: Editorial Pfeiffer, Colección 33, 2010).

viernes, 25 de noviembre de 2016

Wislawa Szymborska





Hijos de la época


Somos hijos de nuestra época
y nuestra época es política.

Todos tus, mis, nuestros, vuestros
problemas diurnos, y los nocturnos,
son problemas políticos.
Quieras o no,
tus genes tienen un pasado político,
tu piel un matiz político
y tus ojos una visión política.

Cuanto dices produce una resonancia,
cuanto callas implica una elocuencia
inevitablemente política.

Incluso al caminar por bosques y praderas
das pasos políticos
en terreno político.

Los poemas apolíticos son también políticos,
y en lo alto resplandece la luna,
un cuerpo ya no lunar.
Ser o no ser, ésta es la cuestión.
¿Qué cuestión?, adivina corazón:
una cuestión política.

Adquirir significado político
ni siquiera requiere ser humano.
Basta ser petróleo,
pienso compuesto o materia reciclada.

O la mesa de debates
de diseño durante meses discutido:
¿redonda?, ¿cuadrada?, ¿qué mesa es mejor
para deliberar acerca de la vida y de la muerte?

Mientras, perecía gente,
morían animales,
ardían casas,
y los campos se quedaban yermos
como en épocas remotas
y menos políticas.




Wislawa Szymborska
Polonia ( 1923 – 2012)

De: Paisaje con grano de arena
Ed. Lumen – 2005


Obra: Mandela - Eduardo Kobra (muralista "Brasil")

jueves, 17 de noviembre de 2016

Horacio Castillo (h)





LA MUJER DEL JARDÍN


Ella lo sabe, no hay ni habrá resurrección posible,
simplemente, no la habrá.

Ahora, sólo cree en la verdad de la flor que duerme en su jardín,
no admite grietas en sus pétalos
ni concibe la sed del insecto que sobrevuela las imperfecciones del cielo.
Todo orden de lo que nace está ahí, rígido, inmóvil, inerte.
Pero a veces, presa de un arrebato,
corre enloquecida como una manada de hembras preñadas
mientras arroja pañuelos a los pájaros justos
para que los lleven como santos sudarios a la muerte.




OBSTINACIÓN DE INVIERNO


Este año, el invierno se obstina en su rigor,
la ciudad se abandona a una retórica intimidad
en el calor de sus cuartos solos
mientras cierra las puertas y ventanas del abismo.
Pero en la plaza, sentada al borde del mundo,
como un objeto que estalla en la simetría del universo,
sorda a la abominable estética de los hombres,
una niña canta una música desnuda,
un fragmento del oído de dios.




Horacio Castillo (h)
De "Ánima cruda" - Ediciones El Mono Armado (2016)



Nació en La Plata, 1968. Es Psicoanalista


Fotografía extraída: http://cienciaficcionlibro.blogspot.com.ar/





Poesía del Mondongo

A todos, gracias por compartir este espacio

Email: fernando1954@gmail.com