viernes, 25 de noviembre de 2016

Wislawa Szymborska





Hijos de la época


Somos hijos de nuestra época
y nuestra época es política.

Todos tus, mis, nuestros, vuestros
problemas diurnos, y los nocturnos,
son problemas políticos.
Quieras o no,
tus genes tienen un pasado político,
tu piel un matiz político
y tus ojos una visión política.

Cuanto dices produce una resonancia,
cuanto callas implica una elocuencia
inevitablemente política.

Incluso al caminar por bosques y praderas
das pasos políticos
en terreno político.

Los poemas apolíticos son también políticos,
y en lo alto resplandece la luna,
un cuerpo ya no lunar.
Ser o no ser, ésta es la cuestión.
¿Qué cuestión?, adivina corazón:
una cuestión política.

Adquirir significado político
ni siquiera requiere ser humano.
Basta ser petróleo,
pienso compuesto o materia reciclada.

O la mesa de debates
de diseño durante meses discutido:
¿redonda?, ¿cuadrada?, ¿qué mesa es mejor
para deliberar acerca de la vida y de la muerte?

Mientras, perecía gente,
morían animales,
ardían casas,
y los campos se quedaban yermos
como en épocas remotas
y menos políticas.




Wislawa Szymborska
Polonia ( 1923 – 2012)

De: Paisaje con grano de arena
Ed. Lumen – 2005


Obra: Mandela - Eduardo Kobra (muralista "Brasil")

jueves, 17 de noviembre de 2016

Horacio Castillo (h)





LA MUJER DEL JARDÍN


Ella lo sabe, no hay ni habrá resurrección posible,
simplemente, no la habrá.

Ahora, sólo cree en la verdad de la flor que duerme en su jardín,
no admite grietas en sus pétalos
ni concibe la sed del insecto que sobrevuela las imperfecciones del cielo.
Todo orden de lo que nace está ahí, rígido, inmóvil, inerte.
Pero a veces, presa de un arrebato,
corre enloquecida como una manada de hembras preñadas
mientras arroja pañuelos a los pájaros justos
para que los lleven como santos sudarios a la muerte.




OBSTINACIÓN DE INVIERNO


Este año, el invierno se obstina en su rigor,
la ciudad se abandona a una retórica intimidad
en el calor de sus cuartos solos
mientras cierra las puertas y ventanas del abismo.
Pero en la plaza, sentada al borde del mundo,
como un objeto que estalla en la simetría del universo,
sorda a la abominable estética de los hombres,
una niña canta una música desnuda,
un fragmento del oído de dios.




Horacio Castillo (h)
De "Ánima cruda" - Ediciones El Mono Armado (2016)



Nació en La Plata, 1968. Es Psicoanalista


Fotografía extraída: http://cienciaficcionlibro.blogspot.com.ar/





viernes, 4 de noviembre de 2016

Tabaré Cardozo






Malandra


si yo hubiera nacido en tu casa
o si vos en tu casa nacías
si tuvieras mi plato y mi plata
y cambiáramos vida por vida

si tuvieras mi suerte y mi coche
y yo toda tu furia y tu ruina
temblarías de miedo en las noches
si me vieras cruzando tu esquina

malandra
el mundo me hizo malandra
el mundo me hizo malandra
el mundo te quiere matar

si la vida que a mi me sonríe
me escupiera el desprecio la cara
puede ser que de frio y hambre
algún día yo te arrinconara

y si yo le tirara a tu padre
o tus hijos sin madre quedaran
no podrías dormir con la infamia
hasta el día que al fin me encontraras

malandra
el mundo me hizo malandra
el mundo me hizo malandra
el mundo te quiere matar

hay un niño asesino perdido en la puerta del subte
yace un tigre maldito escapado del circo de un juez
se ha dormido una noche de fiebre, de Abril o de Octubre
en la línea fantasma que une Moscú con Belén

Dios no me dejes morir
no me dejes matar

malandra
el mundo me hizo malandra
el mundo me hizo malandra
el mundo te quiere matar




Tabaré Cardozo
Uruguay – 1971

Con la participación de León Gieco


Amante de la música popular de su país, sus influencias abarcan desde, Daniel Viglietti, El Sabalero, Alfredo Zitarrosa, Los Olimareños, Numa, Roberto Darvin y Jorge Galemire.
Tiene un gran currículum en lo que a carnaval refiere: debutó con “Falta y Resto”, después estuvo en “Eterna Madrugada”, “La Clarinada”, “Contrafarsa” y “Curtidores de hongos”.  En abril de 2001 funda la murga “Agarrate Catalina”.
Discografía: “Poética Murguera” (2002); “Pobres Poderosos” (2005); “Vivo Sala Zitarrosa” (2005); “El murguero oriental” (2008); “Quiero abrazarme al recuerdo” (2009); “El Zoológico de mi cabeza” (2011); “Malandra” (2014).

jueves, 27 de octubre de 2016

Elba Fábregat





Vengan en fila
como soldados o como hembras que se alquilan
para entender la lengua colgada de la vida.
Tracen la divisoria
entre el bajo vientre y las pupilas. No soporten el tórax
si hay dos piernas que nadan bastante bien
como las del caballo paralítico de sus traseras.
El señor de enfrente orina por la boca
y se mira en el espejo de su excremento.
Hagan como el señor de enfrente
que anda desnudo
para que no le vean la cara podrida.
No coman;
todo lo que traguen está destinado al huerto
y crecen agrias las hortalizas.
Pero de dónde han salido.
Parecen discípulos en una sala con profesores
sin estanque y sin dinamita.
Vengan en fila
como las imbéciles locas
que suben al cuerpo de los hombres
para pedirles una pluma de gallo y un diario del día.
Escuchen el aparecer de la noche
que avanza en el rebozo de la pedigüeña.
Se quedaron las puertas sin un solo mojado de perro.
No hay un camino que conduzca al río.
Todo será como el último día.
Quién sabrá algo de la vida.
El que se ahorcó, el otro que hizo lo mismo
y yo que me ahorqué para ver cómo era.
Fue la primera vez que me hizo digestión la comida.
Entonces resucité;
me devolvieron quemada.
Me quemaron los otros
para ver cómo era quemar la vida.
Vengan en fila.
Prepárense.
Sin ojos es mejor.




Elba Fábregat
Argentina (1928 – 1984)

De: Piedra demente
Ed. Libros de la Tierra Firme – 1987

viernes, 21 de octubre de 2016

Edgar Bayley




EL POETA POLÍTICO


El poeta era también político. Se interesaba por los problemas pequeños y grandes de las gentes y era capaz de encontrar y aplicar soluciones. Su generosidad era eficiente. Podía sostener una empresa. Podía dominar los pequeños detalles. Podía enunciar, exponer. Su elocuencia había superado la impostura, y entre las gentes sencillas y buenas el poeta político había logrado ser uno más. pero, si el poeta, más allá de la palabra, atendía a las cosas del mundo, sintiéndose simplemente vivir también sentía la urgencia de la palabra misma. También experimentaba la necesidad de demorarse, de interrumpir la fluencia entre el mundo y él. Entonces el poeta empezaba a hablar para sí mismo en un intento de hablar mejor, más hondo, a todos los hombres. Y perdía su voz y rompía su instrumento. Así era, así será siempre.



MILAGROS DE LA POBREZA


Mi amigo Isaías necesitaba un empleo. Entonces publicó un aviso: Joven decidido, entusiasta, aptitudes. Teléfono... Nadie podía así precisar si se trataba de una solicitud o de una oferta de empleo. Y llovieron los pedidos: casos realmente conmovedores. Postergaciones inexplicables. Jóvenes aptos, llenos de posibilidades, que por un motivo u otro habían sido olvidados. El no podía ciertamente ofrecerles el empleo que necesitaban, pero al menos, podía responder sus cartas, calmar algunas de sus inquietudes, darles algunas esperanzas. Y en eso pasó Isaías todo el tiempo de su juventud que hubiese debido destinar a labrarse una situación.




Edgar Bayley
De "Obra poética" - Corregidor (Primera edición 1976)



(1919-1990) Argentino. Poeta


Obra: Pablo Picasso (extraído de Internet)

miércoles, 12 de octubre de 2016

Shigueharu Nakano




Adiós de la madrugada


Hemos de trabajar
hemos de discutir nuestros asuntos.
Siempre que nos reunimos
nos asaltan los gendarmes
y nos golpean la nariz
nos golpean los ojos.
Por eso nos cambiamos a este segundo piso
con salida a callejones y atajos de refugio.

Aquí duermen seis adolescentes.
En la planta baja, un matrimonio y un niño de pecho.
No conozco a estos adolescentes
sólo sé que son mis camaradas.
No conozco el nombre del matrimonio
sólo sé que nos han prestado su segundo piso
con buena voluntad.

Pronto amanecerá
nos mudaremos otra vez
cargaremos el maletín
discutiremos minuciosamente
realizaremos bien nuestro trabajo
mañana por la noche dormiremos en otro colchón
    prestado.

Ya empieza a amanecer
este cuarto de seis metros cuadrados
pañales colgados del cordón eléctrico
el foco tiznado y desnudo
los juguetes de celuloide
los colchones prestados
las pulguitas.

De todo esto me despido
hay que continuar el trabajo
para hacer florecer
nuestras flores:
la flor del matrimonio
la flor del niño de pecho
para que florezcan estas flores

de pronto, plenamente.




Canto


Tú no cantes
no cantes a las flores de cerezo
ni a las alas de las libélulas
no cantes al murmullo del aire
ni al aroma del cabello de las mujeres.

Niégate
todas las cosas débiles
todas las cosas frágiles
todas las cosas melancólicas.

Rechaza
todas las cosas sentimentales
y canta con franqueza
lo que piensas
lo que llena nuestro estómago.

Canta las cosas que penetran al corazón
canta un canto que aúlle cuando lo destrocen
un canto que brote desde el fondo del agravio.
Estos cantos
cántalos valerosamente con una melodía severa.

Estos cantos
clávalos con martillo en el corazón de la gente.




Shigueharu Nakano 
De: "Antología de la poesía moderna del Japón" (1868-1945)
Universidad Nacional Autónoma de México - México 2010
Traducción: Atsuko Tanabe

Fukui, Japón. (1902-1979)
De origen campesino. Ingresó en 1924 en la facultad de letras alemanas de la Universidad de Tokio.

miércoles, 5 de octubre de 2016

Nicanor Parra




Habla el ministro del ramo


No nos hacemos eco
de comentarios malintencionados:
hasta un niño de pecho sabe
que la lombriz solitaria de la extrema pobreza
viene de gobiernos anteriores

Reconocemos que el índice de desocupación
es algo + alto de lo deseable
pero nos hacemos un deber en recordar
que La Moneda no es una agencia de empleos

Camas no faltan en los hospitales
lo que sucede es que sobran enfermos...
hay un número exagerado de enfermos en este país
la verdad de los hechos
es que debido al alto nivel de excelencia
de nuestros servicios hospitalarios
los enfermos no mueren oportunamente

Siguen vivos
                    aunque en precarias condiciones
ocasionando múltiples problemas



Nicanor Parra
Chile – 1914



En: Parranda larga - Antología poética - Ed. Alfaguara - 2010

Obra de Pawel Kuczynski  (Polonia – 1976)

Poesía del Mondongo

A todos, gracias por compartir este espacio

Email: fernando1954@gmail.com