jueves, 28 de agosto de 2014

Santiago Bou Grasso / Patricio Plaza

EL EMPLEO / THE EMPLOYMENT







Dirección: Santiago Bou Grasso                            Idea: Patricio Plaza


Cortometraje Argentino (2008)

lunes, 25 de agosto de 2014

Jaime Roos





Si me voy antes que vos


Si me voy antes que vos
si te dejo en estas tierras
no te asustes de la noche
que en la noche vivo yo

Si me voy antes que vos
si es así que está dispuesto
quiero que tus noticias
hablen del aire y del sol

Quiero que siempre recuerdes
lo que dijimos un día
que cada vez que te ríes
río contigo mi amor

Y no te olvides de algo
que se adivina en la vida
y es que la vida misma
es un milagro de amor.

Si me voy antes que vos
y visito tu silencio
no es para que estés triste
ni para ver tu dolor

Quiero decirte mi amor
en estas torpes palabras
que cada vez que llores
lo sabrá mi corazón

Y no nos encontraremos
pues siempre estuve a tu lado
hacia dónde y hasta cuándo
esas son cosas de Dios

Y no nos encontraremos
pues siempre estuve a tu lado
siempre aunque me vaya antes
es un milagro de amor.



Jaime Roos
Nació en Uruguay, 1953. Es músico y compositor

Intérpretes: Mercedes Sosa - Jaime Roos

viernes, 22 de agosto de 2014

Ana Romano





Cuervos


Dados de un rompecabezas
taponan la madriguera
Enlutados sondean
el aburrimiento

Plástico
regurgita
hembra

Así como espían
entidades

las pesadillas
sellan
grietas.



Resurrección


Despide
a esa mujer
amordazada
permisiva
que atragantó
sus venas

Es en el bullicio de la efervescencia
que serrucha convencionalismos
carcelarios

Y eyecta.



Insomnio


Es la vejez
la que
enharinaste
La distancia sostiene la ceguera
sella las vacilaciones
y distrae el sentimiento
Husmeas partículas enmohecidas
y hociqueas
Quejumbrosa te agrietas
y es la niña
la que desmigaja.



Ana Romano
De "Expiación del antifaz" - Editorial La Luna Que - 2014



Nació en Córdoba, 1944. Reside desde su infancia en la ciudad de Buenos Aires

Imagen extraída: http://ideasdemanualidades.com/11652/como-hacer-un-antifaz-de-carnaval-papel-mache/

martes, 19 de agosto de 2014

Luis Bacigalupo




I


SOÑÉ QUE MIJITA…


…Y ritmaba la sonaja su bochinche
cuando esto escribí:
“Ayer pasé por tu casa y vi cómo en el
jardincito delantero, ese jardincito en el que
tiempo atrás los rosales crecían como los piojos
crecen en las molleras apelambradas de los escolares.
Porque si lo recuerdas, nosotros también lo fuimos, y hoy
tal vez más piojosos que entonces nos volvemos a ver.
Ayer, casualmente, pasé por tu blanca casa
y vi cómo en el primoroso jardincito, ese al que siguen
custodiando esos enanitos imbéciles, esos castos
duendecillos del consuelo, izabas, ya en lo alto
del mástil de cera, tu bombacha zurcida.
Me extasiaba al ver con qué devoción la insignia de tu
historia elevabas. Como otrora, en aquellas
barrancas pueriles, el cielo parecía ensancharse y besar
los pliegues abiertos del liencillo sublime.
Estabas altiva, eterna. Tu silueta recortaba en el jardín
los dorados instantes de nuestras batallas
y de ella emanaba el aura virginal de la libertad.
Verte, fue casi ver la cara de dios.”
Y de creer fue
que un batallón de putas invertidas
crispaban a estoicos granaderos.
Custodias del jardín. Azuzando los labios trepidantes
de rizados mechones renegridos.
Y cojían, cojían, como si así se ganase una guerra.
Como si el acabar siempre
estuviese precedido por un jadeo
y el empezar, por una palpitación no localizada…




Luis Bacigalupo
(fragmento de "El relumbrón de la claraboya", 1989)


Nació en Buenos Aires en 1958. Poeta, narrador y editor. Ha publicado en poesía Trogloditas (1987), Yo escribía un poemita (1988), El relumbrón de la claraboya (1989), Madagascar (1989), Las purpurinas (1989), El océano (1992), Elíptica del espíritu (1995); en narrativa, la novela Los excomulgados, precedida por La deuda (2000).

viernes, 15 de agosto de 2014

Darwin Sánchez




El velorio


Fue un velorio de aquéllos de primera,
con flores a granel y con bebida,
con su hinchada sangrando por la herida
que apenaba que el muerto no la viera.

No faltó la vecina cotorrera
que hablaba hasta los codos sin medida,
repitiendo la frase remanida:
“¡Todos vamos camino a la fiambrera!”

La viuda se mandaba su concierto
con lágrimas y elogios para el muerto:
“Dios te tenga a su lado, alma bendita”.

Y un cuervo funebrero, que por crosta,
lo debe haber piantao Lázaro Costa,
armaba la excursión a Chacarita.



Darwin Sánchez
Argentino  (1908)

De: Antología de la poesía lunfarda
Selección de Luis Alposta- Ed Corregidor – 2007.

Publicó poesías en diarios y revistas de Buenos Aires y del interior del país.
Participó en certamen literario organizado con motivo del 150º aniversario de la Parroquia de San Telmo donde obtuvo el primer premio. Su obra poética permanece inédita.

Imagen extraída: http://lachiringa.wordpress.com/2011/02/05/pachencho-salio-de-su-tumba-por-un-trago-de-ron-fotos/
El velorio de Pachencho, tradición legítima de Santiago de las Vegas, en las afueras de La Habana

domingo, 10 de agosto de 2014

Javier Aduriz




Cartonero del cielo. Este croto guarda mucho de anacoreta.
Casi en la esquina, hace su casa de sueño con regularidad.
Una hilera de cajas lo encierra a la vista de todos, mientras
dos perros duermen junto con él. Jamás le he visto la cara, tal
vez porque no la precisa o sea el único sin máscara. Arrebujado
en una suerte de manta, transcurre la noche, cada noche sola.
Y el amanecer lo pilla entre vapores de colectivos.
En la severidad del paisaje: no el azar, no el destino, su ronquera
habla por todos.








                                                Quién ladra en ese perro
                                                A las estrellas



Javier Aduriz
De "Esto es así"  - Ediciones del Dock 2009



Nació en Bs. As., Caballito en 1948. Fue poeta, traductor, ensayista. Falleció, a comienzos de 2011, en Bs. As. su ciudad natal.

Pintura: Cartonero - Alejandro Varela (Buenos Aires)

martes, 5 de agosto de 2014

Carlos de la Púa






Sor Bacana


Cusifai, farolera, sor Bacana, ventuda

que das dique a la merza con las cosas shoficas,

voy a darte un apunte fulero por gilurda

a ver si con el justo que te bato te achicas.


El vento que amarrocas, medias gambas, canarios,

recuerdo de pamelas que achacaste fresquita,

ha de ser poca mosca pa mantener otarios...

paparula, tortera, bulebú, milonguita...


Nunca un buen cadenero ha de tirarte el carro

--esquenuna, vichenza, samporlina, gilota,

que me das en los quilombos, justamente en el forro--.


Nunca tendrás un macho que por vos se haga chorro
cuando toda esa runfla de farra y cotorreo
por chinchuda y por javie no te dé más pelota.




Carlos de la Púa
Argentino (1898 – 1950)

De: Antología del soneto lunfardo - Selección de Luis Alposta – Ed. Corregidor – 2007

Recitado: Héctor Alterio
Música: Cuarteto Cedrón.

Imagen extraída de tangocity.com

Poesía del Mondongo

A todos, gracias por compartir este espacio

Email: fernando1954@gmail.com