miércoles, 31 de diciembre de 2014

Norma Etcheverry





El olor
Pronto, los pullóveres dejarán de tener tu olor. Pronto, nada tendrá ya tu olor sobre esta tierra. Pronto, no sabré qué hacer para guardarte, resguardarte, preservar tus tibiezas, la fuerza de tu olor. Qué haré ahora, con esta piel vacía, cuando todo desaparezca.


El viento
Escucho el viento, su nombre que viene desde la ruta del desierto cuando las caravanas de menhieres deslizaban sus almas blanquísimas y ya estabas, estábamos ahí. Cuando todavía no teníamos designio de los ángeles ni rostro humano.


Lo íntimo
Confiar. habitar el oleaje, cada día, sin pertenecer nada más que al instante espejo de lo íntimo.




Norma Etcheverry
De "LA VIDA LEVE"  (2014)  -  Ediciones La carta de Oliver



Nació en Gral. Paz (Ranchos) Pcia. de Buenos Aires en 1963.
Es poeta y periodista egresada de la U.N.L.P.

domingo, 28 de diciembre de 2014

Alberto Luis Ponzo




PRIMERA NOCIÓN


¿Sabremos conocer las dimensiones
de las cosas más simples
como un plato, una taza,
una cuchara cálida
puesta encima de las nubes?

Lo inmenso no es sólo lo que vemos
cuando el mar o la tierra
vuelven a su medida primitiva
desatada del ojo y de la mano.

Lo inmenso es lo que sirve
para hacernos mortales.




NI MÁS NI MENOS


La vida
es como es
a fuerza
de grandes desconocimientos.




Alberto Luis Ponzo
Argentino – 1916

De: “Los viajes anteriores” - Ed. Dead Weight – 1972

Nació en el barrio de Palermo, en la ciudad de Buenos Aires y reside en la ciudad de Castelar (desde 1951), en la zona Oeste del Gran Buenos Aires. Dirigió y codirigió  revistas literarias, plaquetas y  colecciones. Asimismo, fue incluido en numerosas antologías de poetas argentinos y otras publicadas en países iberoamericanos. Tiene también escritos varios libros de ensayos. Algunos de sus poemarios: “Equivalencia de la tierra” (1960, el primero),“De ayeres y desmemorias”, “Ramos de invierno”, “Cuaderno Martín”, “Lugares / En otras palabras”, “Obra en construcción”, “Canto en la arena”, “Exploraciones (sobre la poesía y lo demás)”, “Anotaciones para mi nacimiento”, “La casa de Azara y otros poemas”, “A puertas abiertas”, “Uno en el mundo”, “Poemas para Antonio Porchia”, “Historias salvajes”, “Cuadro de situación”, “Diálogo de escrituras”, “Labio oscuro de nacer”, “De este mundo (instantáneas y miradas)”.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Martín Rodríguez




Y el gallo es carne de Cristo.

Y la piel de gallina es también carne de Cristo.

Alguien me odió esa navidad que dije
¿porqué rayaron su talón arriba de cada plato?
Las palabras tienen un solo sentido.
Su vibración de campana una sola cuerda.
La lamparita
se encendió cuando mordí la
manzana bajo el árbol.

Mi abuela, mis tíos, mis padres.
La raíz de la unidad.
Hay una sola arenga que es Cristo.
Y ahí se pone todo el deseo, todo el motor de las
/imágenes, toda la carne.
Todo el esfuerzo por hacerlo presente.



Martín Rodríguez
Argentino – 1978



De: “para el lado de las cosas sagradas”
Ed. El niño Stanton – 2009

Imagen extraída de: taringa.net - árboles extraños

sábado, 20 de diciembre de 2014

Liliana Lukin




I


En el camino de la edad
estoy llegando a la excelencia: hago de la necesidad
virtud, aunque mi cuerpo sea un territorio
de negociaciones
ocupado por fuerzas que no reconozco.

“En estos días
en que la filosofía es un murmullo de la edad”
soy la franja de gasa
que separa lo que soy
de lo que fui.



Liliana Lukin
Argentina – 1951

De: “Teatro de operaciones”
En: Obra reunida (1978 – 2008)  -  Ed. del Dock

Fotografía: http://www.lilianalukin.com.ar/reportajes/reportajes7.html

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Francisco Buarque de Hollanda





Construcción



Amó aquella vez como si fuese última
Besó a su mujer como si fuese última
Y a cada hijo suyo cual si fuese el único
Y atravesó la calle con su paso tímido
Subió a la construcción como si fuese máquina
Alzó en el balcón cuatro paredes sólidas
Ladrillo con ladrillo en un diseño mágico
Sus ojos embotados de cemento y lágrimas

Sentóse a descansar como si fuese sábado
Comió su pan con queso cual si fuese un príncipe
Bebió y sollozó como si fuese un náufrago
Danzó y se rió como si oyese música
Y tropezó en el cielo con su paso alcohólico
Y flotó por el aire cual si fuese un pájaro
Y terminó en el suelo como un bulto fláccido
Y agonizó en el medio del paseo público
Murió a contramano entorpeciendo el tránsito

Amó aquella vez como si fuese el último
Besó a su mujer como si fuese única
Y a cada hijo suyo cual si fuese el pródigo
Y atravesó la calle con su paso alcohólico
Subió a la construcción como si fuese sólida
Alzó en el balcón cuatro paredes mágicas
Ladrillo con ladrillo en un diseño lógico
Sus ojos embotados de cemento y tránsito

Sentóse a descansar como si fuese un príncipe
Comió su pan con queso cual si fuese el máximo
Bebió y sollozó como si fuese máquina
Danzó y se rió como si fuese el próximo
Y tropezó en el cielo cual si oyese música
Y flotó por el aire cual si fuese sábado
Y terminó en el suelo como un bulto tímido
Agonizó en el medio del paseo náufrago
Murió a contramano entorpeciendo el público

Amó aquella vez como si fuese máquina
Besó a su mujer como si fuese lógico
Alzó en el balcón cuatro paredes flácidas
Sentóse a descansar como si fuese un pájaro
Y flotó en el aire cual si fuese un príncipe
Y terminó en el suelo como un bulto alcohólico
Murió a contromano entorpeciendo el sábado

Por ese pan de comer y el sueldo para dormir
Registro para nacer, permiso para reir
Por dejarme respirar y por dejar de existir
Dios le pague

Por esa grapa de gracia que tenemos que beber
Por ese humo de gracia que tenemos que toser
Por los andamios de gente para subir y caer
Yo les pagué

Por esa arpía que un día nos va a dudar y escupir
Y por las moscas y besos que nos vendrán a cubrir
Y por la calma postrera que al fin nos va a redimir
Dios le pague



Francisco Buarque de Hollanda "Chico Buarque"
Del álbum "Construção" 1971

Nació en Río de Janeiro, Brasil 1944. Poeta, músico y dramaturgo.

Imagen extraída: www.gopixpic.com

sábado, 13 de diciembre de 2014

Raúl O. Artola





Duelos


La mujer va
y viene
con su hijo
que crece
y busca su padre.
La mujer va
y viene
encuentra al padre
de su hijo
jugando
a que lo busquen.


       *


La mujer tañe
el instrumento
en la casa
de su partitura.
Tañe y suena
como la música
que busca
dentro
de sí.


      *


La mujer habla
y su voz
resuena
en el pecho
de los otros
como el eco
de la palabra
que no pueden
pronunciar.


     *


La mujer negocia
con la muerte
una despedida.
Tan bien lo hace
que la muerte
demora la partida
por gozar
un rato más
con su ilustre
adversaria.


     *


La mujer sobrevuela
los contornos
baja
       saluda al río
la perfuma el aire
entorna la puerta.
No sabe

si volverá.



Raúl O. Artola
De "[teclados]" - 2010 Ediciones El Suri Porfiado



Argentino. Poeta, periodista y docente. Nació en Las Flores, Pcia. de Bs. As. en 1947.
Reside en Viedma

Obra: Las tres gracias - Sergio Vergara Arteaga

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Néstor Tellechea




lo dije


el piso
los ojos
la memoria

la tormenta
que se quiere llevar
la copa de los árboles

y después baja
y me envuelve
como si lo estuviera haciendo
un líquido desesperado

así que mejor
le paso tus palabras




por las dudas

no hay
ni puede haber
descanso

la cuchara
corta
a contrapelo
la inocencia
que viaja
entre los remolinos ondulados
hechos
con lo fuerte
lo calmo lo verdadero
en círculos
adentro
de lo suave
pesado
efímero
enorme
retroceso silencioso
en la cabeza
para enterarse otra vez
y comprobarlo
mejor

es casi de noche
y ya no se puede ver muy bien
si las palabras que me faltan
se esconde
o se fueron




Néstor Tellechea
De "Ramella yo" - Edición de autor 2014

Argentino 1962. Poeta. Reside en Bernal.




Obra: Maggie Taylor  -  http://maggietaylor.com/



jueves, 4 de diciembre de 2014

Horacio Basterra





Nada


He llegado hasta tu casa...
¡Yo no sé cómo he podido!
Si me han dicho que no estás,
que ya nunca volverás...
¡Si me han dicho que te has ido!
¡Cuánta nieve hay en mi alma!
¡Qué silencio hay en tu puerta!
Al llegar hasta el umbral,
un candado de dolor
me detuvo el corazón.

Nada, nada queda en tu casa natal...
Sólo telarañas que teje el yuyal.
El rosal tampoco existe
y es seguro que se ha muerto al irte tú...
¡Todo es una cruz!
Nada, nada más que tristeza y quietud.
Nadie que me diga si vives aún...
¿Dónde estás, para decirte
que hoy he vuelto arrepentido a buscar tu amor?

Ya me alejo de tu casa
y me voy ya ni sé donde...
Sin querer te digo adiós
y hasta el eco de tu voz
de la nada me responde.
En la cruz de tu candado
por tu pena yo he rezado
y ha rodado en tu portón
una lágrima hecha flor
de mi pobre corazón.



Horacio Basterra (Sanguinetti)
(19 marzo 1914 - 19 diciembre 1957)

Argentino. Poeta


Música:José Dames
Intérprete: Esteban Morgado - Marcelo Boccanera  -  Álbum: 36 Billares

Imagen: http://tangosalbardo.blogspot.com.ar/2012/11/horacio-sanguinetti-ii.html

domingo, 30 de noviembre de 2014

George Harrison





Something

Something in the way she moves
Attracts me like no other lover
Something in the way she woos me
I don't want to leave her now
You know I believe and how

Somewhere in her smile she knows
That I don't need no other lover
Something in her style that shows me
I don't want to leave her now
You know I believe and how

You're asking me will my love grow
I don't know, I don't know
You stick around and it may show
I don't know, I don't know

Something in the way she knows
And all I have to do is think of her
Something in the things she shows me
I don't want to leave her now
You know I believe and how


Algo

Algo en la forma en que ella se mueve
Me atrae como ningún otro amor
Algo en la forma en que ella me seduce
No quiero dejarla ahora
Tu sabes que creo en ella aún

En algún lugar en su sonrisa ella sabe
Que yo no necesito ningún otro amor
Hay algo en ella que me lo demuestra
No quiero dejarla ahora
Tu sabes que creo en ella aún

me preguntas si mi amor crecerá?
No lo sé, no lo sé
Si te quedas conmigo quizás lo sepas
No lo sé, no lo sé.

Algo en la forma en que ella lo siente
Y todo lo que tengo que hacer es pensar en ella
Algo en las cosas que ella me hace sentir
No quiero dejarla ahora
Tu sabes que creo en ella aún



George Harrison
Liverpool, Inglaterra (1943-2001)

Album: Abbey Road – 1969 - The Beatles


Intérprete Elvis Presley

martes, 25 de noviembre de 2014

José Agustín Goytisolo




Nadie está solo


En este mismo instante
hay un hombre que sufre,
un hombre torturado
tan sólo por amar
la libertad. Ignoro
dónde vive, qué lengua
habla, de qué color
tiene la piel, cómo
se llama, pero
en este mismo instante,
cuando tus ojos leen
mi pequeño poema,
ese hombre existe, grita,
se puede oír su llanto
de animal acosado,
mientras muerde sus labios
para no denunciar
a los amigos. ¿Oyes?
Un hombre solo
grita maniatado, existe
en algún sitio. ¿He dicho solo?
¿No sientes, como yo,
el dolor de su cuerpo
repetido en el tuyo?
¿No te mana la sangre
bajo los golpes ciegos?
Nadie está solo. Ahora,
en este mismo instante,
también a ti y a mí
nos tienen maniatados.



José Agustín Goytisolo

 









Poeta español nacido en Barcelona en 1928

Imagen de cabecera extraída de: www.mexico.cnn.com

viernes, 21 de noviembre de 2014

Norma Etcheverry




los eufemismos son buenos
si no devoran
pero una hora hay
en la vida del hombre
en que todas las cosas tienen Nombre

hijo de perra
traidor
imbécil
o soberbio

podrá haber dioses o Dios
en todos hay infierno.


-------------------------------------------



andamos
por las calles de la ciudad
y nos emborrachamos
y salimos a buscar cuerpos adonde perdernos
de lo que más amamos

donde extraviar la última posibilidad
de ser cotidiana y remotamente feliz.


-------------------------------------------


un viaje siempre es un viaje hacia adentro
aunque uno se dedique a mirar para afuera

será que nunca
volvemos los mismos.




Norma Etcheverry
De "Aspaldiko" - Editorial Universitaria de La Plata



Nació en Gral. Paz (Ranchos) Pcia. de Buenos Aires en 1963.
Es poeta y periodista egresada de la U.N.L.P.


Obra: Crítica de los ismos (1948) - Arturo Borda

martes, 18 de noviembre de 2014

León Felipe




Ahora voy a decir un chiste


DIOS es el padre de Cristo,
y también de mi abuelo.
-Pero usted...¿qué edad tiene?
-Verá usted. Tengo las encías vacías,
sin un hueso...
¿Soy un recién nacido
o un viejo?
-Cómo?, ¿cómo?
-Qué hora es?...¿y qué es el tiempo?
-Pero usted...¿cómo se llama?
-Yo, Misterio.
-Eso no es un nombre.
-Usted apúntelo ahí: MISTERIO.
Misterio.



LIBRO TERCERO - Un poeta-payaso angelical y estrafalario


Mi infierno


EN MI infierno
hay una puerta de entrada
por donde se entra ciego
y otra puerta de salida
por donde se sale viendo la cara de Dios.

Teólogos...ya sé que éste es un infierno de mi invención
pero con él me arreglo muy bien
para entenderme con Dios.
Y ahora digo:
Señor...
yo estoy ciego,
mándame al infierno...
Si no me mandas a la Nada...
mándame al infierno.
éste es un consuelo:
si existe el infierno...existe la luz.
Señor:
mándame al infierno.
Si existe el infierno,
no existe la Nada.



LIBRO SEXTO - El humorista



León Felipe
De "¡Oh este viejo y roto violín! (1993) - Colección Visor de Poesía - Madrid



(1884-1968) Nacido en Tábara, Zamora (España). Falleció en la ciudad de México.


Obra fotográfica: Alva Bernadine




sábado, 8 de noviembre de 2014

Juan Antonio Corretjer





Oubao-Moin


El río de Corozal, el de la leyenda dorada.
La corriente arrastra oro. La corriente está ensangrentada.
El río Manatuabón tiene la leyenda dorada.
La corriente arrastra oro. La corriente está ensangrentada.

El río Cibuco escribe su nombre con letra dorada.
La corriente arrastra oro. La corriente está ensangrentada.
En donde hundió la arboleda su raíz en tierra dorada
allí las ramas chorrean sangre. La arboleda está ensangrentada.

Donde dobló la frente india, bien sea tierra o bien sea agua,
bajo el peso de la cadena, entre los hierros de la ergástula,
allí la tierra hiede a sangre, corre el agua ensangrentada.

Donde el negro quebró sus hombros, bien sea tierra o bien sea agua,
y su cuerpo marcó el carimbo y abrió el látigo su espalda,
allí la tierra hiede a sangre, corre el agua ensangrentada.

Donde el blanco pobre sufrió los horrores de la peonada,
el machete del mayoral, la libreta de jornada,
allí la tierra está maldita, corre el agua envenenada.

Gloria a esas manos taínas porque trabajaban.
Gloria a esas manos negras porque trabajaban.
Gloria a esas manos blancas porque trabajaban.
De entre esas manos nos salió la patria.

Gloria a las manos que la mina excavaran.
Gloria a las manos que el ganado cuidaran.
Gloria a las manos que el tabaco, que la caña y el café sembraran.

Gloria a las manos que los caminos trabajaran.
Gloria a las manos que las ruedas giraran.
Gloria a todas las manos de todos los hombres
y mujeres que trabajaran.

¡Y gloria a las manos, a todas las manos que hoy trabajan
porque ellas construyen y saldrá de ellas la nueva patria liberada!

¡Alabanza! ¡Alabanza!
Para ellos y para su patria, ¡alabanza! ¡Alabanza!



Juan Antonio Corretjer
Puerto Rico (1908 – 1985)


Música e intérprete: Roy Brown
Puerto Rico – 1945

Imagen extraída de: ng25lab.deviantart.com

lunes, 3 de noviembre de 2014

Czeslaw Milosz




Ars poética


Siempre he aspirado a una forma mucho más amplia
que, libre de las aspiraciones de la poesía y la prosa,
nos dejase entendernos sin exponer
a lector y autor a sublimes agonías.
En la esencia misma de la poesía hay algo indecente:
expresamos cosas que ignorábamos tener en nosotros.
De modo que parpadeamos como si hubiera
saltado un tigre
y estuviese en la luz moviendo la cola.
Por eso dicen justamente que un demonio dicta la poesía,
aunque es exagerado sostener que se trata de un ángel.
Es arduo adivinar de dónde viene el orgullo de los
poetas
cuando tan a menudo quedan avergonzados
por la revelación de su fragilidad.
¿Qué persona razonable sería una ciudad de demonios
que se portan a sus anchas, hablan en muchas lenguas
y, no satisfechos con robarle sus labios y sus manos,
trabajan en cambiarle el destino para su convivencia
infernal?
Es cierto que hoy se aprecia mucho lo mórbido;
por tanto acaso pienses que sólo estoy bromeando
o simplemente has encontrado otros medios
de alabar el arte sin ayuda de la ironía.
Hubo un tiempo en que sólo los libros sabios eran leídos
y nos ayudaban a soportar nuestro dolor y sufrimiento.
Esto, después de todo, no es lo mismo
que hojear cientos de obras recién salidas de clínicas
psiquiátricas.
Y sin embargo es diferente de lo que parece
y nosotros somos distintos de cómo nos vemos
en nuestros delirios.
Por tanto las personas preservan su identidad silenciosa
y ganan el respeto de sus parientes y vecinos.
El propósito de la poesía es recordarnos
qué difícil es seguir siendo una sola persona,
ya que está abierta nuestra casa, no tiene llaves
y huéspedes invisibles entran y salen a su antojo.
De acuerdo, no es poesía lo que ahora digo:
los poemas deben escribirse rara vez y de mala gana,
bajo penas intolerables y sólo con la esperanza
de que los buenos espíritus, no los malos, nos elijan
como instrumento.




Czeslaw Milosz
Lituania (1911 – 2004)

Traducción de José Emilio Pacheco

 Abogado, poeta, traductor y escritor, Premio Nobel de Literatura en 1980. La obra literaria de Czeslaw Milosz se extiende al ámbito del ensayo y la novela, pero es sobre todo la poesía el género en el que destaca su genio y con el que ejerce una influencia mayor en la literatura polaca, al tiempo que expresa para el mundo su vivencia del duro y contradictorio período que le ha tocado vivir. Durante el período de residencia en París escribió y publicó dos entregas poéticas: “ Luz del día” (1953) y  “El rey Popiel y otros poemas” (1962), que tendrían continuación en su período norteamericano con “Pepito encantado” (1964), “Ciudad sin nombre” (1969), “Donde el sol sale y se oculta” (1974), “Himno sobre la perla” (1983), “Crónicas” (1987), “Poemas”  (1987) y “Regiones lejanas” (1991).

miércoles, 29 de octubre de 2014

Gabriela Wiener




mi primera casa

llegamos a la hendidura
que llamamos Casa
un escenario de material noble
yo abrí una maleta y extraje una piedra de océano
como un gigantesco diente
la coloqué en el baño
la vi crecer cada mañana
tú en cambio desempacaste un juego de manos que no conocía
eran de más de trescientos tipos de manos
una me tocó allí donde no había existido el frío
otra fue triste al acomodar algo que caída de mí
la última que recuerdo no tenía dedos

nos gustaba salir y ver el floripondio del jardín
su vida al margen del agua
pero sus flores tenían una manera de morir tan desagradable
húmedas como lenguas blanquecinas
algo debía estar secándose en el fondo
fue cuando me dio la vergüenza
esa lamentable parentela
mirar un nuevo mito derritiéndose en la sombra

a nadie le interesa eso
me dijiste
toma esta alambrada
aprende a leer sus púas indefensas
hay más dignidad en la pulcritud de estos lugares
donde te sientes vencida

Pero la tristeza no era más
esa vela oscura deslizándose en la mañana
como si nadie la llevara entre las manos

Al acostarte junto a mí ya estabas tan callado
para no despertar el corazón
yo hacía tanto ruido
y lo encerraba en una caja perforada con agujas punta roma
ese fue mi animalito
tan limeño
nada feroz
ni hambriento
ni cariñoso
mi caja voluntariosa y dócil que hablaba de tan pocas cosas

una mañana te vi abrazado a ésta
la arrullabas con tu mano sin dedos
entonces todo fue bruma
sólo esa mañana
me agaché para alcanzar la hendidura
que dejamos de llamar casa
nuestro gato entró con un pichón en la boca
que no pensaba devorar
para ese momento habíamos entendido poco del juego
pero mucho de la muerte
el mar de madrugada
expulsando sus peores peces sobre nosotros
cubriéndonos las orejas

hoy el pichón ha volado lejos del juego y yo del agua



Gabriela Wiener
(Perú - Lima, 1975)

Periodista y poeta.

Fotografía: www.diarioadn.co

jueves, 23 de octubre de 2014

Mario Trejo




El olvido es una alucinación desprovista de objeto


Hombre condenado a dos escenas atroces:
la primera y la última.

Espiar por el ojo de la cerradura, que es el ojo de Dios
(que nos estaba esperando) y descubrir al Otro,
que también espía, hacia atrás, hasta el fin de los tiempos.

Y todavía sufrimos por la puerta que no nos atrevimos
  a abrir,
y por aquella otra que no debimos haber abierto nunca.



Mario Trejo
Argentino (1926 – 2012)



En: 200 años de poesía argentina - Ed. Alfaguara – 2010

Foto: Chema Madoz (España)
Extraída de: www.chemamadoz.com

domingo, 19 de octubre de 2014

Gastón Bernstein




Al lector:
La poesía que falta acá me la robé. Porque no la escribí en un papel, y ninguno le queda bien. Porque no fue escrita para ser trasladada, ni para ser archivada ni tipeada. No. La poesía que falta acá me la robé porque no es para leer en libro, para ser horizontal, para apoyar. No. La devolví adonde pertenece de verdad. La escribí en una pared. Porque en una pared bien abajo y tras una puerta vino al mundo, y todo el que la quería leer, debía ir hasta allí, hasta la pared, hasta su hogar.
Y eso no va a cambiar, si quieren leer esta poesía que me robé, tienen que ir a la pared. No, no es la misma pared que antes. Esa pared se perdió, como se perdió el edificio que la derrumbó. No. La poesía que falta acá no está en el lugar donde nació. La escribí en una pared, en Quilmes. Me gusta Quilmes porque cuando sopla viento sur se llena de olor a malta, que es parecido al olor a puré, pero más rico. No intenten quitar la poesía de la pared, es parte de ella, y si nadie va hasta allí a leerla, pues que nadie la lea jamás. Porque ese año no fue hecho para ser escrito en un papel, hay palabras que necesitan más consistencia que la tinta. Si quieren verla, la escribí en 3 de febrero entre Vicente López y Aristóbulo del valle, a tres cuadras de la estación. Los deja el 22 y el 583. pero no intenten traerla de vuelta para acá, está bien ahí donde está, no todo puede caber en un libro. La poesía que estaba acá me la robé y la tiré. La dejé en la ciudad, se la dejé a todos los que pasan por ahí, a todos los que vayan a buscarla, a las bicicletas que usen para llegar y las monedas que pierdan en el camino.
La poesía que estaba acá se llama "2009" porque en ese año fue escrita, y está en una pared en Quilmes, porque allí nació. Si la visitan, por favor no la molesten, ella se dejará acariciar un rato.



Gastón Bernstein
De "Qué?" - Centro de reproducciones de la Universidad Nacional de Quilmes - 2014

Es escritor y músico quilmeño, estudiante de Artes en la Universidad de Buenos Aires.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Jaime Sabines




Pasa el lunes…


Pasa el lunes y pasa el martes
y pasa el miércoles y el jueves y el viernes
y el sábado y el domingo,
y otra vez el lunes y el martes
y la gotera de los días sobre la cama donde se quiere
dormir,
la estúpida gota del tiempo cayendo sobre el corazón
aturdido,
la vida pasando como estas palabras.
lunes, martes, miércoles,
enero, febrero, diciembre, otro año, otro año, otra vida.
La vida yéndose sin sentido, entre la borrachera y la conciencia,
entre la lujuria y el remordimiento y el cansancio.

Encontrarse, de pronto, con las manos vacías,
con el corazón vacío,
con la memoria como una ventana hacia la obscuridad,
y preguntarse: ¿qué hice?, ¿qué fui?, ¿en donde estuve?
Sombra perdida entre las sombras,
¿cómo recuperarte, rehacerte, vida?

Nadie puede vivir de cara a la verdad
sin caer enfermo o dolerse hasta los huesos.
Porque la verdad es que somos débiles y miserables
y necesitamos amar, ampararnos, esperar, creer y
afirmar.
No podemos vivir a la intemperie
en el solo minuto que nos es dado.
¡Qué hermosa palabra "Dios", larga
y útil al miedo, salvadora!
Aprendamos a cerrar los labios del corazón
cuando quiera decirla,
y enseñémosle a vivir en su sangre,
a revolcarse en su sangre limitada.

no hay más que esta ternura que siento hacia ti,
engañado,
porque algún día vas a abrir los ojos
y mirarás tus ojos cerrados para siempre.
no hay más que esta ternura de mí mismo
que estoy abierto como un árbol,
plantado como un árbol, recorriéndolo todo.

He aquí la verdad: hacer las máscaras,
recitar las voces, elaborar los sueños,
Ponerse el rostro del enamorado,
la cara del que sufre,
la faz del que sonríe,
el día lunes, y el martes, y el mes de marzo
y el año de la solidaridad humana,
y comer a las horas lo mejor que se pueda,
y dormir y ayuntar,
y seguirse entrenando ocultamente para el evento final
del que no habrá testigos.




Jaime Sabines
México (1926 – 1999)

De: poemas sueltos.


jueves, 9 de octubre de 2014

María del Carmen Colombo





Cuando las tres chicas se acercan, el padre cierra el abanico de sus sentimientos, de golpe. Tiene miedo el padre chino de que el calor de sus hijas desplanche las rayitas de su alma, plisadas con suma paciencia por sus antepasados.

El miedo le hace pitar de una boquilla elongada hasta el límite. Chupa del pico el hombre, y de su boca evaporada por el humo se desprenden pensamientos finitos como el perfil de un pez raya.

Es el opio de los pueblos con que carga su boquilla el que lo hace descifrar sus pensamientos en voz alta. "Esas tintoreras --dice de sus hijas-- calientan la pava y después yo salgo hecho una planicie. Qué saben ellas, tan chiquitas, del trabajo que costó a mis antepasados imitar el oscuro abanico de las olas, escama por escama, durante milenios, hasta hacer de mi alma este biombo musical que sólo los hombres chinos saben desplegar con dignidad."

Al escucharlo, la más china de las tres chicas desenrolla el caracol de su rodete en señal de rebelión. Cae ondulado el bandoneón de su pelo, y el padre recuerda el golpe, seco, de una sombrilla al cerrarse.



María del Carmen Colombo
Argentina – 1950



De: "La familia china" -En: En el revés del cielo – Antología de 16 poetas argentinas y españolas
Ed. Paradiso – 2006

Imagen extraída de: alianlu.blogspot.com

lunes, 6 de octubre de 2014

Baldomero Fernández Moreno




Un aplazado


De pronto, como un breve latigazo,
mi nombre, Friedt, estalló en el aula.
Yo me puse de pie, y un poco trémulo
avancé hacia la mesa, entre las bancas.
Era el examen último del curso
y al que tenía más miedo: la gramática.
Hice girar resuelto el bolillero
Las dieciséis bolillas del programa
resonaron en él lúgubremente
y un eco levantaron en mi alma.
Extraje dos: adverbio y sustantivo.

Me dieron a elegir una de ambas
y elegí la segunda. -¿Y qué es el nombre?
díjome uno y me asestó las gafas.
Sentí luego un sudor por todo el cuerpo,
se me puso la boca seca, amarga,
y comprendí, con un terror creciente
que yo del nombre no sabía nada.
Revolvía allá adentro, pero en vano,
me quedé en absoluto sin palabras.

Y empecé a ver la quinta en qué vivíamos:
el camino de arena, cierta planta,
el hermano pequeño, mi perrito,
el té con leche, el dulce de naranja,
¡qué alegría jugar a aquellas horas!
Y sonreía mientras recordaba.
-¡Pero señor -rugió una voz terrible-,
el nombre sustantivo, una pavada!
Tiré a la realidad: sobre la mesa
los dedos de un señor tamborileaban,
cabeceaba blandamente el otro,
el tercero bebía de una taza.

Hacía gran calor. Yo tengo una
cara redonda, simple, colorada,
los ojos grises y los labios gruesos,
el pelo rubio, la sonrisa clara.
Yo quería jugar, no dar examen
darlo otro día, sí, por la mañana...

Se me nubló la vista de repente,
los profesores se me borroneaban,
adquirió el bolillero proporciones
gigantescas, fantásticas,
oí como entre sueños: Señor mío,
puede sentarse... -Y me llené de lágrimas.




Baldomero Fernández Moreno
Argentina ( 1886 - 1950)



En: El libro de las edades
Ed. El Ateneo – 2003


Obra: Un chiquillo sentado - Víctor Manzano ( España 1831-1865)

martes, 30 de septiembre de 2014

  Néstor Mux




Otra mirada


Siente como si finalmente
apagara la luz en un sitio
que no volverá a convocarlo.

Bajo el brazo carga el envoltorio breve
que le permitió la vida:
una camisa, el resplandor de un momento,
el encendedor, el documento de identidad,
las migas de lo injusto,
sombras de la belleza que buscó,
música del amor y del mal de amores,
del abandono y del desprecio.

Escucha que el ángel deshilachado de la guarda
no quiere abandonarlo del todo
porque caminan a los costados
sus fantasmas y sus muertos.

Y trepado al ómnibus
del que desconoce su destino
mira la transparencia de la mañana
con lo que quedó de él.





Ropa tendida


En la cuerda ahora vuelan
camisas, sábanas, corpiños, repasadores,
y la indumentaria deportiva de los muchachos,
coincidiendo en un día de sol.

En otros días de utopías
hubiéramos hablado
de banderas de amor y de victoria.

Hoy, que hablamos menos,
la ropa tendida
nos señala con modestia
que juntos cada uno a su manera
aquí vivimos.




Néstor Mux
De "Disculpas del irascible" Antología - Libros de la talita dorada (2009)



Nació en 1945 en La Plata.


Pintura: Julio Romero de Torres (España)

viernes, 26 de septiembre de 2014

Mónica Angelino



Globalización


Así estamos
entre la locura
las balas a la razón
las ambigüedades
¿la fe?
el hambre
sobre todo
el hambre
el índice que apunta
la cabeza que se inclina
todo se vende
se cotiza

...la conciencia




Equitativamente


Arriba
los de arriba
a vos
el hambre
se te mete en las costillas
esqueletito con ojos
cara de sopa
¿Dónde estabas
cuando se repartieron la torta?




Mónica Angelino
De "Mi ovario único"



Argentina – 1959


Obra: Vera - Gustavo Aimar

Agradeciendo por el ejemplar a Rolando Revagliatti




lunes, 22 de septiembre de 2014

Ariel Devincenzo




Auto Retracto


amor mío
no me olvido de vos
ni cuando me olvido
las noches de sol
el encanto el hastío
las palabras purgas
me quedo sin voz
de recordar esos brillos
inmensos de fondos de cielo
de ecos del destino
enajenado el mundo se ilumina
con bombas de cereza
y sonrisas de cerdo desnutrido
voy a los tiros
de caza al trabajo
y de ahí al cementerio
a ver la película
con mi magnífico cepillo
                           y no chillo
la risa chillona
del asco me vino
empezó de muy chico
siguió cada vez más grande
y ahora me carga
como un bebé dormido
un asco palatal
sietemesino
pedos de leche de lluvia
y diente de alambre de púa
un asco mío
pleanáusea de barcos al oído
como rimel de tren lloroso
descarrilo la foto
le temo al unísono
del amor que apura
su propio parricidio.




Ariel Devincenzo
De "CEMENTERIO PORNO" - )el asunto(  milena caserola - 2012



Nació en Buenos Aires en 1977. Es escritor y performer


Obra: Gary-Nikolai-Angelov

viernes, 19 de septiembre de 2014

Fernando Delgado


a Mati
19/9/1982 - 2/2/2013

MATIAS VICTORIO DELGADO  



Todo vuelve a nacer


Todas mis cosas te buscan
aquí todo se mueve esperando
todo nace del silencio
el patio la puerta
los azares del ciruelo
tu amanecer despeinado
los pantalones
por encima de la cintura
la risa de tus hermanos
el banquito
la Clásica en FM
el barrio
los cazadores del fulbito
tus poemas trasnochados
el primer desengaño
los amigos
tu alegría inseparable.
Todo lo que amabas.
Aún estás ahí mi pequeño
no te fuiste estás ahí
te sigo viendo
toda mi vida te busca
en todas mis cosas estás.





Fernando Delgado
Argentino, Wilde. (1954)

lunes, 15 de septiembre de 2014

Rolando Revagliatti




"Le dije y me dijo"


Socorrémelo al tiempo, ese
insobornable, señalado con mi pulgar
¿O no ves que después de todo algo
grogui quedó por la puntería de mi cimitarra
justito en uno de sus plexos cayéndole
cuando ya me iba a dañar cayéndome de golpe?




"Cabarute Mr. ED"


El cascabel al gato se lo puso
y también a un caballo
Empezando por ahí

Acosó al Abstinente porque no dudó
de que no le era indiferente
Acusó a la patrona de los Impuestos
al valor y al honor agregados
Siguiendo por allí

¡Huevazos al Ministro del Interior de Sí Mismo!
resonó, concluyendo
el mal (o buen) uso de los huevos.




"La comadreja"


Vestido lucí anoche
y no es que sea eso todo
lo que un ganapán es capaz de desear

También
transarme al hijo del medio
del Subsecretario de Asistencialismo
y Equiparación Social

Desnudo lucí por la mañana
y no es que sea eso todo

He dicho

Y me arrepiento:
porque lo dije tanto
que ahí se me vienen esos bichos
de ese libro de la maravillas

y me comen.



Rolando Revagliatti
De"Leo y Escribo" - Ediciones La Luna Que - 2013 - 4ª Edición (corregida)

Argentino, 1945.
www.revagliatti.com.ar


Imagen extraída: http://eurasiahoy.com/author/rolando-revagliatti/

Fotografía intervenida "Poesía del Mondongo"

jueves, 11 de septiembre de 2014

Florencia Abadi






I


Qué dirá el primer poema que escriba
ahora que murió mamá.

Ese libro envejeció en un instante,
una llamada de mi hermana en el teléfono.

Antes no estaba tan lejos el pasado.



II


Igual que el vidrio
en miles de pedazos
mi biografía
astillándose
la cabeza entiende veloz
la respuesta de mi hermana,
salían después palabras
de mi boca
yo no las controlabaaydiosaydiosaydiosaydiosaydiosaydiosaydiosaydiosay



III


Decir cómo miro ahora el balcón y la planta y el cielo
las cosas sin tu mirada.



IV


Respecto de las plantas
siento algo distinto en las flores.



V


Viene rasgada ahora
la felicidad
resiste.

Puedo abrazarte en sueños.



VI


Estuve probándome tu ropa
la remera color salmón, la del cuello celeste, la japonesa
nada como ellas para conservar
la forma de tu cintura,
grabada sólo a medias
en la mía
estuve mirándome
en el espejo
estuve probándome
tu cintura,
todavía no quise tocar los zapatos.




Florencia Abadi
(Inéditos)

Nació en Buenos Aires en septiembre de 1979. Publicó los libros de poemas malaluz (Persé, 2001) y Otro jardín (Bajo la luna, 2009).

Audio extraído: http://www.comarcasi.com.ar/    
(Leyendo con el autor)

lunes, 8 de septiembre de 2014

Luis Alberto Spinetta





Seguir viviendo sin tu amor



Si a tu corazón yo llego igual
todo siempre se podrá elegir
no me escribas la pared
sólo quiero estar entre tu piel

Y si acaso no brillara el sol
y quedara yo atrapado aquí
no vería la razón
de seguir viviendo sin tu amor

y hoy que enloquecido vuelvo
buscando tu querer
no queda más que el viento
no queda mas que el viento

Y si acaso no brillara el sol
y quedara yo atrapado aquí
no vería la razón
de seguir viviendo sin tu amor.



Luis Alberto Spinetta
Argentino, poeta, músico y compositor. (1950-2012)

jueves, 4 de septiembre de 2014

Armando Tejada Gómez




Menú del día


1

El lunes se despierta labrador, metalúrgico,
ferroviario, bracero, pintor, oficinista;
avanza tumultuoso con todos los oficios
y simple, como un silbo, va a buscarse la vida.
Dicen que el lunes es padre. Pero también es madre.
Yo canto que también es muchacho y muchacha.
Madruga en las azules brújulas del planeta
y anda de campanero por los gallos del alba.

El lunes se conduele del que no tiene lunes,
del lunes sin semana de los desocupados,
pasa frente a sus casas como una estrella errante
donde hace cola el odio con los puños cerrados.
Yo suelo ver al lunes a eso del mediodía
en la fonda, en los bares, en las grises cantinas,
celebrando un puchero de rabo sustancioso
donde un coro de choclos sinfoniza la risa.

Pienso que si los lunes se pusieran de acuerdo,
como ya sucedió y sigue sucediendo,
todo amanecería violentamente hermoso
y en todas las cantinas cantaría el puchero.



2

Si uno ríe los martes, debe llorar los viernes
y mirarse las manos a la luz de una vela,
porque el martes, desnudo, como un niño, padece
de las admoniciones de la luna perversa.
Los martes tiene ruidos en todos los rincones
y suelen nominarse con un trece tridente,
por lo que el martes es ese muchacho de catástrofe
que rompe las ventanas de los adolescentes.

Haga el martes arroz, fideos con manteca,
una sopa liviana, churrasco vuelta y vuelta:
hay que evitar el íncubo que oficia a media noche
y las convocatorias rojas de la pimienta.

Los martes se discute. Hay plenario en la casa.
El viejo se levanta. Deja el puño en la mesa.
Sus hijos dicen: armas, dicen Che, dicen basta
y sobre nuestra bronca pasa ardiendo la huelga.
-Madre, no llore. Madre, no estamos contra el viejo.
-Estamos contra el mate del paro dominguero.
-El cree que la huelga es cosa de parar
y nosotros creemos que es pueblo en movimiento.




Armando Tejada Gómez
Argentino (1929 – 1992)

Nació en Mendoza en una familia rural de muy escasos recursos,  descendiente de huarpes, siendo el anteúltimo de 24 hermanos. Fallece en Buenos Aires. Fue poeta, letrista, escritor y locutor. Algunos de sus libros son: “Pachamama. Poemas de la tierra y el origen”, 1954;  “Tonadas de la piel”, 1955; “Antología de Juan”, 1958; “Ahí va Lucas Romero”, 1963; “Canto popular de las comidas”, 1974; "Canción de las simples cosas", Cesar Isella y Tejada Gómez; “Amanecer bajo los puentes”.


Imagen extraida: de www.banya08.com  - s/d de autor




lunes, 1 de septiembre de 2014

Azucena Maizani





REMIGIO

A ver esta rancherita para que baile la paisanada…
y que se arman las parejitas…

Aura que la cosecha terminó
te ruego que no vayas a olvidar,
lo mesmo que en el verano que pasó,
lo que me prometiste en el maizal.
Comprate unas bombachas para vos
a mi mi vestidito de percal,
que quiero que el casorio
se haga en buena forma
y no de que hablar.

Remigio, ya estoy desconfiando
y veo que vos me estás farreando,
te juro, si fuera puro cuento
lo del casamiento no vuelvo al maizal.
Remigio, no me andís bolaseando,
decime si te sigo gustando.
Remigio pa'casarnos prontito
aura mesmito comprame el colchón

Así que no volvés al maizal?
Si no hay casamiento, no
Querés casorio aura también?
Claro, pretendientes tengo…
Como!, tenís pretendientes?
Claro…..

Remigio vos tenés que comprender
que yo de piola no m'e vua'quedar,
porque me arrastra el ala don Daniel,
porque me sigue siempre 'ño Julián,
me espera siempre el Tape en el jaguel,
me encuentra en tuitas partes Barragán,
y vos sabés que floja fuí
cuando aquel beso allá en el maizal.

Remigio, me estoy derritiendo,
la vida sin tu amor no comprendo;
te juro que yo p'al casamiento
hasta un catre 'e tientos le compré a Froilán.
Remigio, no me andés cuerpiando,
la prueba de amor que ando buscando.
Remigio, casemonos prontito
que en nuestro nidito yo te haré feliz.




Azucena Maizani
Nació en Buenos Aires en 1902 y falleció en la misma ciudad en 1970. Cantante y compositora argentina de tangos.


Musica de J.B.Reyes - (Ranchera)

Versión de Soledad Villamil



y el conjunto Glorias Porteñas
(Brián Chambouleyron, Silvio Cattáneo, Carlos Viaggiano, Rafael Solano).
Del CD Glorias Porteñas, Sonrisas y melodías. Ed. EPSA Music Argentina. Buenos Aires, 1998.

jueves, 28 de agosto de 2014

Santiago Bou Grasso / Patricio Plaza

EL EMPLEO / THE EMPLOYMENT







Dirección: Santiago Bou Grasso                            Idea: Patricio Plaza


Cortometraje Argentino (2008)

lunes, 25 de agosto de 2014

Jaime Roos





Si me voy antes que vos


Si me voy antes que vos
si te dejo en estas tierras
no te asustes de la noche
que en la noche vivo yo

Si me voy antes que vos
si es así que está dispuesto
quiero que tus noticias
hablen del aire y del sol

Quiero que siempre recuerdes
lo que dijimos un día
que cada vez que te ríes
río contigo mi amor

Y no te olvides de algo
que se adivina en la vida
y es que la vida misma
es un milagro de amor.

Si me voy antes que vos
y visito tu silencio
no es para que estés triste
ni para ver tu dolor

Quiero decirte mi amor
en estas torpes palabras
que cada vez que llores
lo sabrá mi corazón

Y no nos encontraremos
pues siempre estuve a tu lado
hacia dónde y hasta cuándo
esas son cosas de Dios

Y no nos encontraremos
pues siempre estuve a tu lado
siempre aunque me vaya antes
es un milagro de amor.



Jaime Roos
Nació en Uruguay, 1953. Es músico y compositor

Intérpretes: Mercedes Sosa - Jaime Roos

viernes, 22 de agosto de 2014

Ana Romano





Cuervos


Dados de un rompecabezas
taponan la madriguera
Enlutados sondean
el aburrimiento

Plástico
regurgita
hembra

Así como espían
entidades

las pesadillas
sellan
grietas.



Resurrección


Despide
a esa mujer
amordazada
permisiva
que atragantó
sus venas

Es en el bullicio de la efervescencia
que serrucha convencionalismos
carcelarios

Y eyecta.



Insomnio


Es la vejez
la que
enharinaste
La distancia sostiene la ceguera
sella las vacilaciones
y distrae el sentimiento
Husmeas partículas enmohecidas
y hociqueas
Quejumbrosa te agrietas
y es la niña
la que desmigaja.



Ana Romano
De "Expiación del antifaz" - Editorial La Luna Que - 2014



Nació en Córdoba, 1944. Reside desde su infancia en la ciudad de Buenos Aires

Imagen extraída: http://ideasdemanualidades.com/11652/como-hacer-un-antifaz-de-carnaval-papel-mache/

Poesía del Mondongo

A todos, gracias por compartir este espacio

Email: fernando1954@gmail.com