lunes, 19 de diciembre de 2011

Dana Gelinas

El niño bill gates 

 El niño Bill Gates tiene ojos traslúcidos
y dientes afilados.

  En un retrato, donde Su Madonna sostiene
   sobre las piernas al niño,
    un globo rojo y frío separa los rostros
     de hijo y madre.
   
     Bill cuenta números más rápido que sus maestros
    (sus dedos ganarían una carrera de caballos).
   Su cerebro arma un mundo de silicio
  en menos de siete días
 en la noche del sótano;

Inventa universos paralelos,
 una red para el planeta
  y una red para la red,
   por si acaso;

Aplasta al insecto que osa introducirse
             en la computadora
            (y además lo disfruta).

Juega con el otro Bill --¿al golf?--.
 Bill Clinton le recuerda que la política
  es aún más ruda que los negocios
   pero, dentro de la Red, el niño Bill compite
    con la mente de cada padre,
   observa y azuza;

  Arrebata los juguetes menos caros y de otros niños;
   logra que su hermana transforme
    los chips en monedas.

Odia la luz del sol;

 Practica la caridad:
  muerde su galleta y la obsequia
  (una vez tocado el dinero, no brilla).
   
    La Madonna nunca pudo enamorarse de su criatura,
   ese Niño que no cree que exista un dios
  capaz de resistir su puño de silicio.



Dana Gelinas
De su poemario "Sólo Dios"



Nació en Monclova, México, en el año 1962





2 comentarios:

Dav dijo...

me ha parecido simplemente excelente

Fernando Delgado dijo...

gracias Dav por visitar el Blog y compartir tu comentario.

Saludos y buen año.
Fernando

Poesía del Mondongo

A todos, gracias por compartir este espacio

Email: fernando1954@gmail.com