lunes, 31 de diciembre de 2012

Humberto Costantini

  En los meses Enero-Febrero de 2013 las publicaciones serán cada 5 días. 















¿Y si?


¿Y si sí?
¿Si entre tanto Lenin,
coyuntura
y organismo de base,
y compañero,

si entre tanta vigilia y Antiduhring,
entre tanto plenario y cigarrillo,
se nos está infiltrando la ternura
como un disimulado agente de la CIA?

¿y si apoyo la moción
quiere decir
sos linda?

¿y si yo estoy de acuerdo en el planteo
quiere decir
qué bárbaros tus ojos?

¿y si me adhiero
quiere decir sencillamente
que me adhiero?

ojo compañerita,
vigilancia,
que el enemigo acecha.

analicemos el asunto
a nivel de autocrítica

pero un poco más cerca,
mirándonos los ojos,
interminablemente
si es posible.




Humberto Costantini
De "Cuestiones con la vida" (1975)

Nació en Buenos Aires, el 8 de abril de 1924 y fallece el 7 de junio de 1987.

Imagen extraída: http://www.elortiba.org/hconst.html

viernes, 28 de diciembre de 2012

Jorge Boccanera



  En los meses Enero-Febrero de 2013 las publicaciones serán cada 5 días. 





















Un hombre

a Humberto Costantini


un hombre se me viene cayendo por la sangre
con una copa rota entre los dientes
no soy yo
somos todos
la soledad
el tajo de odio en la memoria somos

un hombre se me viene derrumbando
por la oscura saliva del silencio
salpicando mis ojos con antiguas cucharas
lágrimas que él inventa cuando pisa
los charcos de mi sangre

un hombre se me viene cayendo por la herida
no hagan música o fuego
no soplen ni respiren
quiere decirnos algo

hay un sur de rodillas preguntando
dónde estábamos todos
cómo fue que dejamos crecer la indiferencia
para que de una puerta salga el enceguecido
tirando puñetazos al aire
echando espuma por la boca

un hombre se me viene cayendo por la sangre
con pasos de borracho
no hagan ruido no escupan
no demoren quiere decirnos algo.




Jorge Boccanera
De "CONTRA EL BUFON DEL REY" (1980)










Nació en Bahía Blanca, Argentina, en 1952. Poeta y periodista.
Vivió parte de su exilio en México y Costa Rica. En su quehacer literario ha publicado además textos de crónica y de ensayo. En 1976 obtuvo el Premio Casa de las Américas de Cuba y un año después el Premio Nacional de Poesía Joven de México. “Premio Internacional de Poesía Ramón López Velarde” (2012), otorgado en México por la Universidad Autónoma del Estado de Zacatecas y el Festival Internacional de Poesía.


Obra: Michael Cheval - Perfecto desconocido

martes, 25 de diciembre de 2012

Guillermo Ibáñez












Después


Deshabitó la casa de fotos,
dijo adiós a su despedida.

Caminó otra vez sin rumbo
sin creer más en el amor.

Sintió que con ella se había ido
algo profundo de su cuerpo.

Pensó algún tiempo,
descubrió que pasaba.

Puso la vida en sus manos,
quedó su corazón en las de ella.

Un día dijo fin a ese final
reconstruyó su sombra.




* * *


“La soledad la borra y entristece
pero el recuerdo a veces la mejora…”
”Dama desierta”. C. Mastronardi



En mañanas sin labor ni horarios
cuando no ha ido a ningún lado

nadie ha llegado hasta su casa
ni un llamado devuelve la sonrisa.

En días que no puede engañarse,
con prisas, discusiones o regaños,

y duerme, camina o come sola;
ese tiempo transcurre de otro modo.

En tardes, detrás de los anteojos,
el sol brilla en el césped y en la fronda,

en un lado de las hojas y en el viento,
se mira y no puede escapar al figurarse.

Esas noches, huye de sus pasos,
nadie sobre su mano la frente inclina.

En esos desiertos de horas calmas,
después del mediodía, sobrevienen

largas horas, tardes infinitas, en las
que el olvido le devuelve la memoria.






Guillermo Ibáñez
De "Libro del amor y del olvido" - 2007 Ediciones El Laberinto

Nació en Rosario en 1949. Ha publicado una veintena de libros de poesía y narrativa y dirigido varias revistas literarias, entre las que por su trascendencia, cabe destacar “Runa” en los 60’y 70’ y “Poesía de Rosario”, que aparece desde los 90’.

sábado, 22 de diciembre de 2012

José María Pallaoro
























LAS ALAS DEL DESEO


Ella es un pájaro que de noche vuela a lugares desconocidos
Lleva entre sus alas el sabor de los que la amaron durante el día
Viaja sola por temor a que la soledad la abandone
Ella se entrega a los brazos que la oscuridad le proporciona
Esos brazos la abrigan de la posibilidad cierta de la muerte
La muerte siempre la descubre amparada por la noche
A veces se detiene a beber agua de los arroyos quietos
Y un nombre que se dibuja en la momentánea transparencia del mundo
le recuerda que no todo lo escrito podrá ser leído





TARDE DE PERROS


Como si la tarde pasara por la sencilla razón
de que hay silencios que se hacen
los muertos

Como si los perros que duermen bajo el sol
ladraran en sus sueños
al desconocido

Como si nada quedara
Sólo la ceniza
que nos tuvo de testigo

Señales de mirarnos
Cómplices

de un dolor que pena





José María Pallaoro
De "Son dos los que danzan" (1999-2003) 2a ed. De la Talita Dorada, 2012.

Nació en La Plata el 28 de febrero de 1959.
www.aromitorevista.blogspot.com


miércoles, 19 de diciembre de 2012

Perotá-Chingó















Soy El Verbo



Soy el verbo que acciona una buena conversación
y cuando tú me nombras sientes ganas
Soy la nueva alternativa contra contaminación
y tú eres la energía que me cargas
Soy una arboleda que da sombra a tu casa,
un viento suave que te soba la cara

En todos tus sueños negra soy la manifestación,
tu eres esa libertad soñada
Soy la serenidad que lleva a la meditación
y tú eres ese tan sagrado mantra
Soy ese jueguito en parcha que te baja la presión
y siempre que te sube tú me llamas
Ya tira la sábana sal de la cama
y vamos a conquistar toda la casa
En todo lo que tu acostumbras soy contradicción
creo que eso es lo que a ti te llama

La complicidad es tanta
que nuestras vibraciones
se complementan lo que tienes
me hace falta y lo que tengo te hace ser más completa
La afinidad es tanta miro a tus ojos
y ya se lo que piensas
Te quiero porque eres tantas
cositas bellas que me hacen creer que soy
la levadura que te hace crecer el corazón
y tú la vitamina que me hace falta

Soy ese rocío que se posa en tu vegetación
y tu esa tierra fértil que está escasa
Soy la blanca arena que alfombra tu casa,
todo el follaje que da vida a tu mapa
De toda idea creativa soy la gestación
Tu eres la utopía liberada

La complicidad es tanta
que nuestras vibraciones se complementan
lo que tienes me hace falta
y lo que tengo te hace ser más completa

La afinidad es tanta
miro a tus ojos y ya se lo que piensas
Te quiero porque eres tantas
cositas bellas que me hacen sentir muy bien



Perotá-Chingó
Julia Ortiz y Dolores Aguirre (acompañadas por Pocho Alvarez y Martin Donozo)

domingo, 16 de diciembre de 2012

Roberto Juarroz



















Hago un pozo
para buscar una palabra enterrada.
Si la encuentro,
la palabra cerrará el pozo.
Si no la encuentro,
el pozo quedará abierto para siempre en mi voz.

La búsqueda de lo enterrado
supone adoptar los vacíos que fracasan.










La lluvia y la noche
caen sobre mí como agua indivisible
y la celebración es no tener que elegir
entre la noche y la lluvia.

Dos en un fantasma de uno.
Cero es el otro fantasma.
Sólo el hombre desprestigia su soledad
con fantasmas de fantasmas.





Roberto Juarroz
De "Poesía vertical" 1958/1982 - EMECÉ

Nació en Coronel Dorrego, Pcia. de Buenos Aires. (1925-1995)


Fotografía: Muffet (Liz West)

jueves, 13 de diciembre de 2012

María del Carmen Colombo




















BLUES DEL AMASIJO


de silenciosa nueva york
las pálidas rameras se consumen
cuando las doce
tocan sus sandalias
como llaves
rizadas
van y vienen
en sus nalgas de flan
de seda suena el mundo

           ¿qué haremos con las sobras de tanta
             hembra mimada
             cuando el amanecer resbale?
             un gran pezón?                     algún suspiro?
                   acaso
                               una película?

de ácida nueva york
los marginados maman como hienas
buscan tórridos sitios donde el destino
los encuentre por fin
entre gatos y brújulas de cal
hinchado el goce
por la noche en los ojos

           ¿qué haremos con las fibras resecas
             del porvenir
             cuando el amanecer desflore?
             un desayuno?                          un mapa?
                  mejor       una mandíbula?

de sospechosa nueva Cork
se nutre el amasijo
al borde de su fábula
una selva de avispas desagota
sus manos inasibles
    cuando nadie
        cuando ninguno
dice su pelambre de arañazos
y golpes
como un alucinado gigante
apocalíptico penetra en las barracas
vomita su bárbara cabriola
sobre el enloquecido reloj
del solitario




María del Carmen Colombo
De "Blues del amasijo y otros poemas" (1992)

Nació en Buenos Aires, Argentina, en 1950.


Obra: extraída de http://www.rockthebestmusic.com

lunes, 10 de diciembre de 2012

Jorge Fandermole



Canto versos


Si pienso en algo para decir,
si pienso en alguien por quien vivir,
si casi nada se tiene en pie
y este segundo ya se nos fue;
si en la mirada dura un fulgor
atravesando tanto dolor
yo canto versos de mi sentir
y los condeno a sobrevivir.

Donde parece el sol no alumbrar,
donde se muere de soledad,
en lo más hondo de esta quietud,
donde ocultó la sangre la luz;
donde agoniza un ángel guardián
y se nos pudre el agua y el pan
yo canto versos del corazón
y los enciendo en una canción.

Canto, canto;
tan débil soy que cantar es mi mano alzada.
Y fuerte canto, canto;
no sé más qué hacer en esta tierra incendiada
sino cantar.

En lo invisible de la ciudad,
donde se ocultan odio y verdad,
donde las bocas de un niño gris
corren sonámbulas tras de mí;
la infortunada noche que un Dios
arrepentido nos olvidó
yo canto versos de furia y fe
pa' que me ayuden a estar de pie.

Canto, canto;
tan débil soy que cantar es mi mano alzada.
Y fuerte canto, canto;
no sé más qué hacer en esta tierra incendiada
sino cantar.
Canto, canto;
tan débil soy que cantar es mi mano alzada.
Y fuerte canto, canto;
qué más hacer con palabras deshabitadas
sino cantar.



Jorge Fandermole
Del album "Navega" 2002
Nació en Pueblo Andino, provincia de Santa Fe, Argentina, en 1956.
Autor, compositor, intérprete y docente de música.

Jorge Fandermole : Voz y Guitarra
Carlos Aguirre : Piano, Acordeón y Voz
Fernando Silva : Bajo Fretless
Juancho Perone : Percusión

viernes, 7 de diciembre de 2012

Enrique Santos Discépolo


Mordisquito  ¡a mi no me la vas a contar!

Segundo Ciclo


I

¿Vos te creés que yo tenía la menor sospecha de que iba
a reanudar estas audiciones? ¡No! Si te lo dije todo.
Treinta y siete noches te hablé, treinta y siete noches en
que te lo dije todo y vos no entendiste nada. Mejor dicho,
no es que no me entendiste. No quisiste entender,
que eso es peor. Pero te hablé treinta y siete noches y
creo que ésa fue la embarrada. Yo debía haberte hablado
treinta y siete días, siempre de día. La almohada, es un
elemento muy valioso en la vida de la gente, pero la
almohada sola, entendés, sin la noche. La almohada y
la noche juntas son un peligro tremendo para la gente
que como vos acuña desesperanzada la idea de una rehabilitación
que no puede llegarle, que no debe llegarle porque
sería la desgracia de todos.
¿Entendés? Porque la noche es terrible. Porque a muchos
como vos les da una idea deforme de la realidad y
porque el insomnio tiene la virtud de transformar en
razonables las cosas más injustas. Lo tuyo, por ejemplo.
¡Que querés volver! Lo tuyo, que es monstruoso porque
es historia y está escrito en la memoria, en los papeles,
en las cárceles, en los muertos y en los vivos que están
muertos. Sos el pasado, el pasado más cruel que haya vivido
nación alguna. Porque ningún país nació a la vida
con tantas posibilidades para ser dichoso como este tuyo
y ninguno padeció tanta injusticia y tanta barbaridad
como este tuyo y por tu culpa. Sos el pasado que quiere
volver por amor propio, sólo por amor propio. Idea mezquina
la tuya en esta hora de las grandes decisiones, tan
mezquina la idea que de tanto andarte a pie por la cabeza
ella misma se te ha detenido avergonzada en las sienes
y te late como si tuvieras un kilo en cada una.
¿Y sabés por qué? Porque tu idea y yo sabemos que
no debés volver. Y vos también, en el fondo de tu alma,
aunque lo escondas, sabés también que no debés volver.
Por decoro. Por recuerdo. Por historia. Sos la imagen del
retroceso, de la injusticia, del hambre, del entreguismo.
Y el pueblo lo sabe, como lo sabés vos. El pueblo lo sabe,
porque lo padeció, que venís de viejos partidos que nunca
hicieron nada en beneficio del pueblo que es la patria y
que si alguno de los tuyos, alguna vez, intentó portarse
bien, se cansó en seguida. Fue solamente algún abuelo
que se murió hace mucho. El pueblo sabe que vos sos
nieto, que todos ustedes son nietos, que ninguno de ustedes
hizo nada más que ser nieto, nieto de la plata, nieto
de las ideas. Que desde la muerte de ellos, hasta la llegada
de este gobierno, hubo un vacío de dignidad y esfuerzo
que vos pudiste llenar y como un criminal no cumpliste
ninguna de las veces que se te dio el gobierno.
Porque vos no sos una esperanza, ni una incógnita.
¡Vos gobernaste! ¡No una vez, sino varias veces… y mal!
¡Gobernaste mal! Infamemente. Y el pueblo sabe eso,
como sabe todo. Reconocé entonces que es mal negocio
para un pueblo tu vuelta al poder si para respetarte un
poco ese pueblo tiene que pensar en tu abuelo.
Mal negocio para un pueblo como éste que está frente
a un gobierno de asombro que le ha dado lo que ni Dios
ni la madre le dieron en mil años. De un gobierno que
ha puesto en marcha a la patria hacia un destino que
nadie, nada más que él solo, puede conducir por una razón
sencilla: porque este gobierno, en vez de seguir lo
clásico que era tan cómodo, se metió en el tembladeral
de las revisiones alcanzando a cada uno la proporción
de dicha que le corresponde, revolución gloriosa que se
alcanzó con el esfuerzo de unos cuantos para felicidad
de todos, tan afortunada como revolución que vos, para
darle alguna posibilidad a tu propaganda, tenés que ofrecer
en tus discursos migajas de esa doctrina triunfante.
No creas que no te oí; bien claro que lo dijiste en una
proclamación: «Y podemos asegurar a los obreros que
si llegamos al poder las conquistas obtenidas no se perderán
». ¿Obtenidas por quién? Por este gobierno. ¿Y si
las obtuvo este gobierno, por qué te van a votar a vos?
Has perdido hasta la sensación del ridículo. Mirá:
este gobierno es tan perfecto que, por lograrlo todo, hasta
nació de un carozo: no arrastra taras, no arrastra pasado,
sólo tiene un presente indiscutible y un porvenir que da
envidia.
Sí, Mordisquito. Vos sabés que no debés volver.
Como sabés también que en el cuarto oscuro tus candidatos
y vos lo van a votar a este gobierno. Sí, calláte. Yo
sé lo que te digo. Si esto no fuera tan serio, si se pudiera
hacer la broma, me gustaría que los peronistas todos te
votáramos para verte disparar al extranjero horrorizado
del triunfo, espantado de no saber qué hacer con un país
cuyo destino no entendiste nunca y cuyo bienestar te repugna.
Hasta mañana, Mordisquito. Vengo por pocos
días porque me has hecho volver, pero es la hora de las
definiciones y yo tengo la obligación de decirte por qué
no te prefiero ni yo, ni este pueblo. Tengo cincuenta años
y una memoria de fierro. Y en esas condiciones, ¡no me
la vas a contar, Mordisquito!




Enrique Santos Discépolo
De "Programa radial Mordisquito" decadas 1940/50

Nació en el Barrio porteño de Balvanera el 27 de marzo de 1901 y falleció el 23 de diciembre de 1951.

Audio extraído: http://www.youtube.com/watch?v=3Nn2XXUvLgs&feature=related

martes, 4 de diciembre de 2012

Susana Cattáneo














Sucesos


El ventilador decapita
                         el bochorno.
Sombras derretidas
                      en las brazas del sol.
Cruje el corazón,
                   descabellado alazán
huyendo de la muerte.
       Horas de barrio,
calla en su siesta la tarde.
                          Sólo las moscas,
en la cocina fresca,
              aplauden sus patas
                     sobre el hule gastado.




Susana Cattáneo
(Buenos Aires) de su libro “La quinta estación” Ediciones La Luna Que – 2001

Dirige la revista de poesía y temas literarios: Extranjera a la intemperie

Aparecido en “Huasi” tríptico de difusión literaria, editado por Rolando Revagliatti. Agosto de 2001


Obra fotográfica: Josef Koudelka

sábado, 1 de diciembre de 2012

Johannes Brahms



En la silenciosa noche, con el alba,
una gran pena comenzó a sonar,
la brisa de la noche, suave y dulcemente,
trajo su voz hasta aquí.

En amargo pesar y dolor
mi corazón se deshizo,
y con mis lágrimas
todas las flores pude regar.

La hermosa luna se pondrá,
pues por el dolor no quiere alumbrar,
y las estrellas cesarán de brillar,
para llorar conmigo.

Ni trinos de pájaros ni alegres sonidos
se oyen en el aire,
entre rocas y desfiladeros
hasta las bestias salvajes gimen su pesar.





In stiller Nacht, zur ersten Wacht,
ein Stimm' begunnt zu klagen,
der nächt'ge Wind hat süß und lind
zu mir den Klang getragen.

Von herbem Leid und Traurigkeit
ist mir das Herz zerflossen,
die Blümelein, mit Tränen rein
hab' ich sie all' begossen.

Der schöne Mond will untergahn,
für Leid nicht mehr mag scheinen,
die Sternelan ihr Glitzen stahn,
mit mir sie wollen weinen.

Kein Vogelsang noch Freudenklang
man höret in den Lüften,
die wilden Tier' traur'n auch mit mir
in Steinen und in Klüften.




Johannes Brahms
(Hamburgo, 7 de mayo de 1833 - Viena, 3 de abril de 1897) fue un pianista y compositor alemán del Romanticismo.
"In stiller Nacht" (En la silenciosa noche) pertenece a un grupo de catorce canciones populares alemanas para coro mixto (WoO 34 Deutsche Volkslieder für gemischten Chor) publicadas por Johannes Brahms en 1864. El texto es una adaptación de un poema de Friedrich Spee von Langenfeld (1591-1635). El registro pertenece al "Rias Kammerchor" bajo la dirección de Marcus Creed.


Pintura: Una ligera lluvia - Sebastian Lazos (pintor mexicano, nacido en 1995)

Poesía del Mondongo

A todos, gracias por compartir este espacio

Email: fernando1954@gmail.com