viernes, 22 de enero de 2021

Verónica Boletta

 


Simetría


Los espejos trabajan a destajo

pierdo en el horizonte tu mirada

me rompo te construyo me desarmo


No fue Mahoma

tampoco la montaña



Diario de lunes


Sólo al final

sabré

si esta espera fue tesón

o

tiempo perdido



*


Cerré la puerta

con la esperanza del camello

Tampoco pasaste por la cerradura



de "Vendehúmo" (2017)



En pose


La estatua

infunde quietud

a todo volumen

siembra de silencios

o repetición de eco

suave movimiento de mar

desde la orilla


Ayer


Bendita la estrella inclinada

sobre el jardín.

Sucede el pasado.

Un almendro

inmóvil

congela su sombra.


Ella

bebe

memoria.



#


Uy

¡qué nervios!

Tu tono lánguido

del otro lado

me arrastra las desinencias.


A riesgo de naufragar

hago todo al revés

como el salmón

nado contracorriente



#


Enjuago de mi boca

el gusto de la noche.

Ahora

a escupir palabras.


Inéditos



Verónica Boletta 

Nació en Santiago del Estero. En Tucumán estudió ciencias económicas. Reside en la ciudad de La Plata. Escribe en todas las geografías. 

Es autora de los poemarios Chamuyo poético (puro verso) editado por Peces de Ciudad (Buenos Aires, 2016) y Vendehúmo publicado por Halley Ediciones (Buenos Aires, 2017). Participó en las antologías de cuentos de Fleming Editorial: Habitación 308, Calle 13, Delicious: recetas y cuentos, Seres extremos: relatos de chicos & chicas malas, y Delicious II. Publicó  Los cuentos del tío (Fleming Editorial, 2018) y la colección de microrrelatos Número puesto (Halley Ediciones, 2020) 

En el blog Estación de Micros comparte poesías y relatos breves. 




sábado, 28 de noviembre de 2020

John Berger

 


Sobre una bailarina de bronce de Degas


Dices que la pierna sostiene al cuerpo
pero ¿no has visto nunca
la semilla en el tobillo
desde donde el cuerpo crece?

Dices (si eres constructor de puentes que creo que eres)
que cada pose debe guardar su equilibrio natural
pero ¿no has visto nunca
los tercos músculos de las bailarinas
mantener el suyo tan poco natural?

Dices (si eres tan racional como yo espero que seas)
que la evolución del bípedo
hace ya tiempo que concluyó
pero ¿no has visto nunca
ligeramente metido en la cadera
el signo milagroso aún
que predice la bifurcación de los cuerpos
veinte centímetros más abajo?

Contemplemos, pues, juntos
(los dos sabemos que la luz es la mensajera del espacio y el tiempo)
contemplemos esta figura
para verificar
yo mi diosa
y tú el esfuerzo.

Pensemos en términos de puentes.
Mira. la carretera de la pierna y la espalda
articulada a la cadera y el hombro
se sostiene firme en la palma del talón
como pilar una sola pierna
el muslo sobre la rodilla
un miembro en voladizo.

Pensemos en términos de puentes
en lo que antaño los hombres llamaron Leteo.
Mira: el cuerpo común que atravesamos
vulnerable, habitado, cálido
también aguanta.
Peso muerto, peso vivo
y resistencia aerodinámica lateral.

Dejemos así que el puente que esta bailarina nos tiende
soporte el peso de todos nuestros viejos prejuicios
verifiquemos pues de nuevo,
Tú mi diosa
y yo el esfuerzo.


John Berger
(Londres, 1926) (Francia, 2017)

Traducción: Pilar Vazquez


domingo, 1 de noviembre de 2020

Hermann Hesse

 


Mariposa azul


Revolotea azul y diminuta
la mariposa hurtada por el viento
de un perlado chubasco
que destella, relumbra y se disipa.
Así, cual un destello momentáneo,
un efímero soplo,
vi a la felicidad hacerme señas:
brillante, luminosa, disipándose.


Blauer Schmetterling // Flügelt ein kleiner blauer / Falter vom Wind geweht, / Ein perlmutterner Schauer, / Glitzert, flimmert, vergeht. / So mit Augenblicksblinken, / So im Vorüberwehn / Sah ich das Glück mir winken, / Glitzern, flimmern, vergehn.



Noche en vela

La borrascosa noche mira exangüe,
la luna palidece entre los bosques.

¿Qué me obliga con tímido pesar
a mirar hacia afuera, a estar en vela?

Me he dormido, he soñado;
¿qué fue eso que en medio de la noche
dejó oír su llamado, afligiéndome
cual si hubiese perdido algo valioso?

Me gustaría abandonar la casa,
el jardín, el poblado, la región,
e ir aun más lejos, hacia el mundo
persiguiendo el hechizo, la voz mágica.


Wache Nacht // Bleich blickt die föhnige Nacht hinein, / Der Mond im Wald will untergehn. / Was zwingt mich doch mit banger Pein / Zu wachen und Hinauszusehn? // Ich hab geschlafen und geträumt; / Was hat mir mitten in der Nacht / Gerufen und so bang gemacht, / Als hätt ich wichtiges versäumt? // Am liebsten liefe ich vom Haus, / Vom Garten, Dorf und Lande fort / Dem Rufe nach, dem Zauberwort, / Und weiter und zur Welt hinaus.



Hermann Hesse
(1877-1962) Nen Calw-Württemberg, pequeño lugar de la Suabia, al norte de la Selva Negra, Alemania.

Fue un poeta, novelista y pintor alemán nacionalizado suizo.

Traducción:  Marcelo G. Burello


lunes, 19 de octubre de 2020

Gabriela Mistral


La noche

Por que duermas, hijo mío,
el ocaso no arde más:
no hay más brillo que el rocío,
más blancura que mi faz.

Por que duermas, hijo mío,
el camino enmudeció:
nadie gime sino el río;
nada existe sino yo.

Se anegó de niebla el llano.
Se encongió el suspiro azul.
Se ha posado como mano
sobre el mundo la quietud.

Yo no sólo fui meciendo
a mi niño en mi cantar:
a la Tierra iba durmiendo
el vaivén del acunar...


Gabriela Mistral
Seudónimo de Lucila Godoy Alcayaga​, fue una poeta, diplomática y pedagoga chilena.

(1889, Vicuña, Chile)- (1957, Nueva York, Estados Unidos)

Música y arreglo: Esteban Tozzi

VOX IN DOMUM -coro virtual- Septiembre 2020 - Argentina-Chile

Anita Spreafico, Marainela Schenone, Verónica Severino (SOPRANOS)
Constanza Jávega, Gladys Campetta (ALTOS)
Esteban Tozzi, Gonzalo Fernández (TENORES)
Fernando Delgado, Horacio Huber, Mauricio Maldonado (BAJOS)


Idea y edición de VIDEO: Horacio Novello
Dirección musical y edición de AUDIO: Esteban Tozzi

martes, 22 de septiembre de 2020

Néstor Mux















Música imprecisa


Como se sabe,
cada uno es lo que hace
y las dificultades de la época
(mezcladas con nuestras propias carencias)
ponen en cuestión la identidad de nosotros.

Después de años, equivocaciones
y vacíos sobrevividos en silencio
vuelvo a reconocer por azar en la poesía
aunque imprecisa una música de mi pertenencia.

Ella me hace respirar otra vez
la convicción inocente que la intemperie
no nos alcanza del todo
si regresamos a bailar con nuestro propio ritmo.



Acerca de lo imprevisto


Un aire inexplicable
nos hace andar por el aire puro

nuestros ojos de siempre
por primera vez
ven hasta el otro lado del mundo

la quietud del corazón
es una estación que nos faltaba
y deja en la boca el gusto
ecuánime de todas las estaciones

llueve y es como si lloviera
para nosotros

el pájaro en el hilo telefónico
la vecina que barre, el ciclista,
los árboles de la mañana
cantan para nosotros:

la alegría.



El presente es constante


La sombra del dolor se fue diluyendo
como un sueño desdichado.
El pasado ahora es mero pasado
al fondo del pasillo
en que comienzo a no reconocer las siluetas.

El futuro es una abstracción
que va perdiendo peso
y caen como hojas
las tentativas de mañana:

El presente es constante
y guarda una hospitalidad que me contiene
porque puedo mirar su cuerpo echado
en una desnudez conmovedora.
Y esa quietud felizmente alcanza para todo.



Néstor Mux
De "Disculpas del irascible" Antología - Libros de (La talita dorada)

Nació en 1945 en La Plata.

Fotografía extraída: www.eldia.com

domingo, 16 de agosto de 2020

Roberto Díaz



Convocan a morir


Este mundo alejado de mí
parece despedirse sin decirme adiós.
Su indiferencia es mi guía.
Hablo y nadie escucha,
camino y nadie me abre paso.
Cuando estornudo o hago ruidos,
un solemne silencio me acompaña.

Cuando quiero decir alguna frase hiriente,
los malditos cuchillos se mellan en el aire.

¿Qué debo hacer para distinguir esta realidad
que no existe?
Me iré desdibujando
como un fantasma que atraviesa
distintos planos hasta ser
una sombra o menos que una sombra.
Inevitablemente, el tiempo no tiene
respuestas.
Se queda quieto cuando pasa la risa,
el amor, el estallido de las flores
y los jóvenes.

Horizontal y mudo
parezco ya, el preanuncio,
el símbolo más emblemático del olvido.



Roberto Díaz 
Argentino (1938 – 2011)

De: Oscuro labio de la noche
Ed. Andrómeda - 2004

Poesía del Mondongo

A todos, gracias por compartir este espacio

Email: fernando1954@gmail.com