martes, 11 de octubre de 2011

Norberto Antonio



I

La consigna es no aceptarse fugaz,
infectar de vileza los días
que no merecen ser vividos,
reconocer el gusto por la forma de las frutas,
separar el espesor de la espesura
y después hacer una desolación con tres silbidos
y después no hacer ningún esfuerzo en abstenerse
de cantar en los cementerios
junto a los que murieron del todo
y después, después, quemar todo lo escrito
como si desvivir fuera posible.



II


Las amas de casa de Oruro
cocinan para hombres de mirada insurrecta,
esperan a sus hijos en los balcones
abrazadas a un malvón que no perfuma
y lloran por las noches
con la congoja a la que fueron confinadas.
Como si no pudiera ser más que tiniebla
(empañado trasluz)
en Oruro, las mujeres sueñan con sufrir menos.


Norberto Antonio
De "Parece pero es"

Nació en Rosario 1951, Pcia. Santa Fe.

1 comentario:

Arlane dijo...

destacable poeta, para mí desconocido hasta hoy, muchas gracias

Poesía del Mondongo

A todos, gracias por compartir este espacio

Email: fernando1954@gmail.com