lunes, 6 de diciembre de 2010

Guillermo Pilía




para que se cumpla la ley que me obsesiona

He colgado a mis víctimas de un árbol,
las he desollado.

Las he partido en cuartos,
del tronco he extraído las vísceras azules.

He preparado el festín sobre la hierba,
salvajemente he comido carne humana.

He sacado los tendones más robustos
para cuerda de arco, para punta de flecha
los huesos más potentes he afilado.

Para que se cumpla la ley que me obsesiona
y cada hombre tenga parte
en la muerte del prójimo.



arsénico

I

Aguzamos el oído para escuchar tras las ventanas
los pasos que se acercan y que muy pocas veces
se detienen en la cancela. Generalmente siguen,
se diluyen lentamente, dejándonos esa tristeza
que flota en las estaciones los domingos por la tarde.
Cuanto más se alejan —digámoslo sin dramatismo—
más nos vamos llenando de palabras.

VI

La ciudad te seguirá.
Caváfis


Todas las mañanas me reclino ante el torrente
para tomar un par de piedras redondeadas y cumplir con el rito
de arrojarlas al cauce, como si fuesen recuerdos.
Pero cuando la tarde cae en estas islas del trópico,
una ciudad con cuarteles, un ayer imborrable
vienen a perseguirme. Y me siento extranjero.

VII

He vuelto cansado de mi peregrinaje. Aquí
aún se mata en nombre de la tierra
o de un orden abstracto. Comprendo:
he consagrado mi vida en anatema
a un dios terrible. Ahora envidio
la paz de los cipreses y las rocas, la eterna
duermevela de las larvas.



Guillermo Pilía
Nació en La Plata, Argentina, en 1958. Es egresado en Letras. Ha publicado seis libros de poesía: Arsénico (1979), Enésimo Triunfo (1980), Río Nuestro (1988), Río Nuestro / Cazadores Nocturnos (1990), Huesos de la Me-moria (1996) y Caballo de Guernica (2001).Ópera flamenca (2003) y Herido por el agua (2005); y dos plaquetas: Viento de lobos y Visitación a las islas (2000).

2 comentarios:

José María Pallaoro dijo...

Gracias por publicar a Guillermo. La foto fue tomada en mi casa de City Bell, una noche de amistad y vino con varios poetas de la ciudad.
Agrego algún libro de poemas de Pilía que falta mencionar:
Ópera flamenca (2003) y Herido por el agua (2005); y dos plaquetas: Viento de lobos y Visitación a las islas (2000). En Aromito y Poesía La Plata hay abundante material de este querido poeta platense. abrazo, jm

poesía del mondongo dijo...

gracias por el aporte de datos José María.

Fernando

Poesía del Mondongo

A todos, gracias por compartir este espacio

Email: fernando1954@gmail.com