miércoles, 9 de junio de 2010

Néstor Mux



Remolque y memorias

Con el cascajo llevábamos
a los chicos a la escuela,
hacíamos las compras y las mudanzas
o cargábamos las hortensias desde el río.

Un día echó un humo desinflado
y se agotó provisoriamente en las afueras.
Con su automóvil, mi padre
lo traía con una cuerda
que no dejaba de cortarse
y yo insultaba a dios y al aire.
El manejaba con el silencio natural que lo rodeaba
ya que sentía cumplir un deber más
de todos los que cumplía.

Me aseguran que el cascajo todavía recorre
los itinerarios modestos que le imponen.
Mi padre, cada tanto, me recorre
la memoria con su ausencia
y la cuerda apagada de otros días
con la que dejó de remolcarme.


Néstor Mux
De - Disculpas del irasible (2009)

Nació en 1945 en La Plata, donde vive. Publicó en poesía: “La patria y el invierno”, 1965; “Nosotros en la tierra”, 1968; “Cartas intimas para todos”, 1974; “Como quiera que sea”, 1978; “Perros atados”, 1982; “Poemas”, 1985; “Poesía reunida” (incluye un libro inédito: “Cosas que nos rodean”, 1986), 2000; “Papeles a consideración”, Libros de la talita dorada, 2004 y “Disculpas del irascible”, antología (1978-2009) con selección de textos de José María Pallaoro e introducción de Mario Arteca, Libros de la talita dorada, 2009.

2 comentarios:

Pedro Donangelo dijo...

Poesía de alto nivel desde la sencillez.

Saludos

poesía del mondongo dijo...

así es Pedro, lo conocí hace poco cuando vino a leer a Quilmes, y es así, tal cual escribe.

saludos

Poesía del Mondongo

A todos, gracias por compartir este espacio

Email: fernando1954@gmail.com