jueves, 3 de junio de 2010

Ayelén Rocío Araujo



Cortinas

Ella tapa la ventana, oculta la calle.
En la cortina doblada
visualiza un cuerpo, de mujer,
el que quiere,
otro,
cualquiera.

No, ella no lo ve.
La que ve soy yo.

La verdadera ella
cuelga de sus oídos
un retorcido clavel azul.
Yo, palabras necias.
En sus labios
entierra tu sangre.

Yo bebo sonidos huecos,
los trago como faroles
que alumbran a los presos de mi garganta.

Ella,
la completa ella,
se aprende tu cumpleaños de memoria.
Tiene un piano encarnado,
un piano de cola que  s e   e  s  t   i    r    a
y rompe las cuatro paredes
para seguir agigantándose.
Ella desliza su figura entera
sobre el piano en llamas
negro como un cuervo
y viaja
a otra habitación,
la que quiere,
cualquiera
menos la mía.


Ayelén Rocío Araujo
Quilmes (1995)

Realizó talleres literarios en la "Biblioteca Mariano Moreno de Bernal"
y con la poeta Liliana Souza (2009)

2 comentarios:

Valeria dijo...

Pequeña gran poeta! Qué orgullo. Bravo Ayelén!
Valeria

Analia Rossi dijo...

Los poemas no se explican, o te llegan, o no. Es bello, y realmente sugerente. Me encanta la madurez de tu palabra. Buenos augurios en tu camino de escritura! Ana

Poesía del Mondongo

A todos, gracias por compartir este espacio

Email: fernando1954@gmail.com